¿Sabías que si repetimos una y otra vez un pensamiento, éste acaba por integrarse en el subconsciente?  ¿Que es posible Cambiar los valores y creencias que hay almacenados en nuestro subconsciente y que son limitadoras de nuestro desarrollo?

¿Consideras que ha llegado la hora de pasar al siguiente nivel?

Sustituir un pensamiento por otro y cambiar por tanto pensamientos negativos y auto-limitadores por pensamientos positivos a base de una reflexión profunda acompañada de afirmaciones sentidas en la dirección adecuada es una buena alternativa. De hecho, sólo se podrá adoptar una actitud positiva, si abandonamos las viejas nociones negativas y las sustituimos con nuevos planteamientos positivos al que le encontramos de antemano más beneficios que complicaciones.

Dado que llevamos muchos años alimentando y traficando creencias limitantes no siempre es una tarea sencilla, por eso te preguntamos antes de comenzar:

  • ¿Cuán conforme estás con los resultados que observas en tu vida?
  • ¿Estás listo para dar un salto a las creencias que te llevaron hasta aquí e ir por nuevos resultados en otro nivel de conciencia?
  • ¿Cuánto deseas y estás comprometido a que esto suceda?

Si tu respuesta a las tres preguntas anteriores es afirmativa y categórica, pasemos al siguiente paso:

Acerca del Test

El test de Sean Ellis surgió de la consultora 12in6 liderada por Sean Ellis especializada en ayudar a las startup a escalar (lo que se llama etapa de transición de crecimiento). Este test era de obligado cumplimiento antes de ser aceptada como cliente del servicio dentro de la consultora.

Albert Ellis es un psicoterapeuta cognitivo estadounidense, creador de la Terapia Racional Emotiva Conductual TREC. Ellis desarrolló un nuevo tipo de psicoterapia más activa y dinámica, en la que se requería que el terapeuta ayudase al cliente a comprender y a actuar sobre la base de que las creencias contribuían a sus dolores emocionales. Con lo cual enfatizaba el trabajo de cambiar activamente esas creencias y comportamientos contraproducentes, demostrando su irracionalidad. A través del análisis racional, la gente entendería sus creencias irracionales, y las cambiaría por una posición más racional, cuyo proceso le llamo, reestructuración cognitiva. Llegó a ser considerado el segundo de los psicoterapeutas más influyentes de la historia, por delante de Sigmund Freud.

Albert Ellis encontró como denominador común que, no eran los eventos mismos los que desencadenaban estados emocionales, sino la interpretación que los individuos hacían de dichos eventos…

.

.¿Estás listo para descubrir tus creencias irracionales?

Este registro de opiniones tiene como misión poner de manifiesto sus ideas auto-limitadoras particulares que contribuyen, de forma encubierta, a su estrés e infelicidad.
No es necesario que pienses mucho tiempo en cada pregunta. Escribe rápidamente la respuesta y pasa a la siguiente y asegúrate de que contestas lo que realmente piensas, no lo que crees que deberías pensar.

Se considera que los pensamientos irracionales son la principal causa de las perturbaciones emocionales, porque son las personas las que escogen convertirse a sí mismas en neuróticas con su forma de pensar poco realista e ilógica. Lo que se busca es que las personas aprendan a cambiar sus ideas, pensando de manera científica, es decir, planteando hipótesis o suposiciones plausibles, para luego, al experimentar y comprobar que son correctas o incorrectas, mantenerlas o refutarlas (Ellis y Lega, 1993).

Este test nos muestra que algunas personas persiguen sus metas de modo irracional, es decir, exigente, absolutista e inflexible, produciendo consecuencias psicológicas negativas y trastornos psicológicos, debido al valor aversivo que le asignan a las situaciones. Según la Terapia Racional Emotiva (TREC), la evaluación irracional se configura a través de los ”debo” y ”tengo que”, características dogmáticas que alteran la consecución de metas y generan emociones y comportamientos disfuncionales.

Dichos ”debo” y ”tengo que” pueden categorizarse en tres áreas principales de creencias:

– La primera tiene que ver con: ”tengo que actuar, funcionar muy bien, perfectamente”, esta área se asocia con sentimientos de depresión, ansiedad y culpa;

– La segunda se relaciona con ”usted debe de tratarme muy bien, perfectamente”, que generalmente facilita sentimientos de ira y conductas pasivo-agresivas o violentas;

– La tercera y última área hace referencia a creencias como: ”las condiciones generales de mi vida tienen que ser muy buenas, cómodas, fáciles”, lo que produce como resultado sentimientos de lástima por uno mismo y problemas de autodisciplina (Lega, Caballo y Ellis, 1997).

Características de las creencias irracionales:

1. Distorsionan la realidad.
2. Nos bloquea en la consecución de nuestros objetivos.
3. Nos crea emociones extremas que son persistentes, indeseables, de inadecuación o autosaboteadoras que nos provocan distrés o nos inmovilizan.
4. Nos llevan a conductas que nos hacen daño a nosotros mismos, a los demás y a nuestra vida en general.
5. Son dogmáticas, absolutistas, expresada con demandas, en vez de preferencias o deseos.

 

Los factores del Test de Ellis

El primer factor ha sido denominado necesidad de aprobación por parte de los demás.

La persona que puntúa alto en este factor cree que necesita tener el apoyo y aprobación de todos los demás.

“Para un adulto es absolutamente necesario tener el cariño y la aprobación de sus semejantes, familia, amigos”.

Es realmente imposible gustar a todas las personas que nos rodean. Incluso aquellas personas a las que gustamos básicamente y nos aprueban, discreparán en algunas de nuestras conductas y cualidades. Esta creencia es probablemente la mayor causa de infelicidad, ya que estaremos continuamente forzándonos a actuar de acuerdo a las expectativas de los demás para conseguir su aprobación. Generalmente se corre menos riesgo de rechazo si uno se muestra a los demás tal como es; pueden tomarlo o dejarlo, pero si te aceptan, ya no tienes que preocuparte de bajar la guardia ni de que te rechacen más tarde.

Las altas puntuaciones indican que la persona cree que debe tener éxito y ser completamente competente en todo lo que hace y que enjuicia su valor como persona basándose en sus logros. Los resultados de la creencia de que uno ha de ser perfecto son: los autoreproches ante el fallo inevitable, disminución de la autoestima, aplicación de patrones perfeccionistas y paralización y miedo al intentar cualquier cosa.

¿Qué nos enseñaron nuestros Percentiles, luego de + 4000 Test de las formaciones de coaching y mentoring?

10% Desestima el Valor del Afecto. Puede estar viviendo enojado o resignado.
10 y 20% Aún vive la Ausencia y/o Carencia de Afecto Familiar. Trabajar el Perdón.
30% Considera que el afecto de la familia no alcanzó a cubrir. Agradecer
40%-50% Persona Adulta
60% Rasgo de Inmadurez Emocional, o excesiva apreciatividad poco propia de esta sociedad
70% Requiere de Sobreprotección. Se recomienda Asistencia Terapéutica.
80% o más: Inmadurez. Requiere de Tratamiento Terapéutico.

¿Porqué Ellis considera que esta creencia es irracional?

El exigir ser aprobado por todos es una meta inalcanzable. Si se necesita de forma extrema la aprobación siempre se generará una preocupación por el cuánto le aceptarán a uno. Es imposible que uno sea siempre simpático o agradable cara a los demás.
Aunque uno pudiera alcanzar la aprobación de los demás, eso exigirá una enorme cantidad de esfuerzo y energía. El intentar se aprobado por los demás generaría un servilismo donde se tendría que abandonar las propias necesidades.
La incertidumbre de no conseguir la aprobación de los demás generaría un comportamiento inseguro y molesto perdiéndose con ello el interés de los demás.

Alternativas Racionales a esta Creencia

Es preferible que no intentes erradicar todos tus deseos de aprobación, sino las necesidades excesivas de aprobación o de amor.
Es adecuado que busques más la aprobación por tus hechos, actividades y comportamientos que por tí mismo.
El no ser considerado por los demás es algo frustrante pero no horroroso o catastrófico. Es bueno que te preguntes: ¿Qué quiero hacer en el curso de mi relativamente corta vida?, más que ¿Qué creo que les gustaría a los demás que hiciera?
Para conseguir el amor de los demás, una de las mejores formas es darlo.

El segundo factor recibe la etiqueta de altas auto-expectativas.

Las altas puntuaciones indican que la persona cree que debe tener éxito y ser completamente competente en todo lo que hace y que enjuicia su valor como persona basándose en sus logros. Los resultados de la creencia de que uno ha de ser perfecto son: los autoreproches ante el fallo inevitable, disminución de la autoestima, aplicación de patrones perfeccionistas y paralización y miedo al intentar cualquier cosa.

“Debe ser indefectiblemente competente y casi perfecto en todo lo que emprende”

¿Qué nos enseñaron nuestros Percentiles, luego de + 4000 Test de las formaciones de coaching y mentoring?

0-10% Desestima el Valor del Afecto. Puede estar viviendo enojado o resignado.
20% Aún vive la Ausencia y/o Carencia de Afecto Familiar. Trabajar el Perdón.
30% Considera que el afecto de la familia no alcanzó a cubrir. Agradecer
40%-50% Persona Adulta
60% Rasgo de Inmadurez Emocional, o excesiva apreciatividad poco propia de esta sociedad
70% Se los observa buscar Sobreprotección.
80% o más: Grado de Inmadurez que requiere asistencia Terapéutica.

¿Porqué Ellis considera que esta creencia es irracional?

Ningún ser humano puede ser totalmente competente en todos los aspectos o en la mayor parte de ellos.
Intentar tener éxito está bien, pero el exigirse que se debe tener éxito es la mejor manera de hacerse sentir incompetente e incapaz. Forzarse más de la cuenta acarrea estrés y enfermedades psicosomáticas.
El individuo que lucha por el éxito total está en continua comparación con otros ante los que se siente invariablemente inferior. El ambicionar el éxito conlleva el querer ser superior a los demás, con lo que invariablemente se entra en conflicto con los otros.
El buscar el éxito distrae al individuo de su auténtico objetivo de ser más feliz en la vida.
La preocupación por el éxito acarrea el miedo al fracaso y a cometer errores, con lo que es fácil generar un disgusto por el trabajo y una tendencia al fracaso real en éste.

Alternativas Racionales a esta Creencia

Concéntrate en disfrutar más del proceso de actuar más que del resultado.
Cuando intentes actuar bien es más para tu propia satisfacción, que para agradar o ser mejor que los demás.
Debes cuestionarte con frecuencia si estás luchando para alcanzar un objetivo propio, o para agradar a otros.
En la lucha por alcanzar tus objetivos debes aceptar tus propios errores y confusiones en vez de horrorizarse por ellos.
Debes aceptar la necesidad de practicar y practicar las cosas antes de conseguir el éxito.
Te debes forzar a hacer de vez en cuando aquello en lo que temes fracasar, aceptando el hecho que los seres humanos no somos perfectos.

El tercer factor se denomina tendencia a culpabilizar.

En este caso el pensamiento irracional consiste en creer que las personas, incluyéndose a uno mismo, merecen ser culpadas y castigadas por sus errores o malas acciones.

“Los acontecimientos externos son la causa de la mayoría de las desgracias de la humanidad, la gente simplemente reacciona según cómo los acontecimientos inciden en sus emociones”.

Una posición más real es pensar que tales personas se comportan de modo antisocial e inapropiado, Quizá se deba a que tienen problemas, son ignorantes o neuróticas y lo que deberían hacer es intentar cambiar su conducta.

¿Qué nos enseñaron nuestros Percentiles, luego de + 4000 Test de las formaciones de coaching y mentoring?

0% Desestima
10 y 20% Persona liberada del Pasado.
30% Persona Adulta y Responsable que sabe poner las cosas en su dimensión
40%-50% Persona que Carga parte de su Pasado.
60% Rasgo de Inmadurez Emocional, o Excesiva Carga que le trae stress
70% Requiere de acompañamiento terapéutico para disminuir la carga.
80% o más: Una carga de frustración con lo cual se hace muy difícil tratar.

¿Porqué Ellis considera que esta creencia es irracional?

Los ataques verbales de los demás nos afectarán sólo en la medida en que con nuestras valoraciones e interpretaciones le hagamos caso.

La expresión “me duele que mis amigos no me hagan caso” esta mal dicha, ya que lo que me duele es que yo me lo diga dándole una valor de terrible o insoportable.

Aunque la mayoría de la gente pueda creer que las emociones negativas no se pueden cambiar y simplemente hay que sufrirlas, la experiencia demuestra que es factible el poderlas cambiar.

Alternativas Racionales a esta Creencia

Cuando experimentes una emoción dolorosa, debes reconocer que eres el creador de dicha emoción, y que como la originas, también puedes erradicarla.

Cuando observes de forma objetiva tus emociones dolorosas descubre los pensamientos y frases ilógicas que están asociados con esa emoción.

Y cuando eres capaz de cambiar tus propias verbalizaciones de forma radical, podrás transformar las emociones autodestructivas.

El cuarto factor ha sido definido como control emocional.

La persona que puntúa bajo carece de dominio propio, conectándose con emociones negativas. Piensa que todo está causado por otras personas o sucesos. Si estos fueran diferentes entonces podría sentirse bien.

“Es horrible cuando las cosas no van como a uno le gustaría que fueran” Tan pronto como el globo se deshincha, empieza el diálogo interno”

¿Por qué me pasa esto a mí? No puedo soportarlo. Es horrible, todo es un asco”, Cualquier inconveniente, problema o fallo que aparezca en su camino se interpreta de este  modo. El resultado es una profunda irritación e intenso estrés.

¿Qué nos enseñaron nuestros Percentiles, luego de + 4000 Test de las formaciones de coaching y mentoring?

0-10%

¿Porqué Ellis considera que esta creencia es irracional?

No hay razón para pensar que las cosas deberían ser diferentes a lo que realmente son, otra cosa es que nos agrade o no.

El estar abatidos por las circunstancias no nos ayudará a mejorarlas, y sí es posible que de esta forma las empeoremos.

Cuando las cosas no nos salen, está bien luchar por cambiarlas, pero cuando esto es imposible, lo más sano es aceptar las cosas como son.

Aunque nos veamos frustrados o privados de algo que deseamos, el sentirnos muy desdichados es sólo consecuencia de considerar erróneamente nuestro deseo como una necesidad fundamental.

Alternativas Racionales a esta Creencia

Debes discernir si las circunstancias son realmente negativas, o si estás exagerando sus características frustrantes.

El sentido catastrófico se lo das a veces con estas expresiones: ‘Es terrible’, ‘Dios mío’, ‘No puede soportarlo’. Haz de aprender a cambiar estas expresiones por otras más racionales y realistas: ‘Son negativas pero no catastróficas’, ‘Estoy convencido de que puedo soportarlo’.

Haz de intentar tomar las situaciones difíciles como un desafío del que tienes que aprender.

El quinto factor recibe el nombre de evitación de problemas.

En esta versión, consta de dos únicos ítems que se refieren a la creencia de que es mucho más fácil evitar ciertas dificultades y responsabilidades y, en su lugar, realizar actividades que sean más agradables.

Una deducción lógica, a partir de esta creencia, es pensar que para lograr la felicidad o evitar la tristeza hay que controlar los acontecimientos externos. Dado que ese control es limitado y que no podemos controlar los deseos y comportamientos de los demás, el resultado es la sensación de infelicidad y una ansiedad crónica, Atribuir la falta de felicidad a los acontecimientos es una forma de evitar enfrentarse con la realidad. Las propias interpretaciones de los hechos son las que causan la infelicidad. Mientras que  poseemos un control limitado sobre las acciones de los demás, disponemos de un gran control de nuestras emociones y acciones.

¿Qué nos enseñaron nuestros Percentiles, luego de + 4000 Test de las formaciones de coaching y mentoring?

0-10%

¿Porqué Ellis considera que esta creencia es irracional?

Aunque a veces resulta cómodo abandonar determinadas actividades por considerarlas desagradables, esto trae grandes consecuencias negativas, por ejemplo el dejar de estudiar, de trabajar o de realizar cualquier actividad que requiere esfuerzo físico o psíquico.

El proceso de tomar la decisión de no hacer algo que se considera difícil pero provechoso, habitualmente es largo y tortuoso y suele conllevar más sufrimiento que el hacer la actividad desagradable.

La confianza en uno mismo sólo proviene de hacer actividades y no evitarlas. Si se evitan, la existencia se hará más fácil pero a la vez aumentará el grado de inseguridad y desconfianza personal.

Aunque mucha gente supone que una vida fácil, evasiva y sin responsabilidades es algo apetecible, la experiencia demuestra que la felicidad del ser humano es mayor cuando está comprometido en un objetivo difícil y a largo plazo.

Alternativas Racionales a esta Creencia

Deberás esforzarse en realizar las cosas desagradables que sea necesario hacer y terminarlas lo más pronto posible.

No debes suponer que detrás de cada evasión de nuestros problemas existe una actitud indolente ‘por naturaleza’, sino suponer que ésta es el resultado de creencias irracionales que debes descubrir y cambiar.

No deberás imponerte una autodisciplina rígida ni exagerada pero sí planificar las actividades y objetivos de un modo razonable, estableciendo metas a corto, medio y largo plazo.

Un individuo racional acepta la vida con lo que ésta conlleva de dificultades, el descansar o evitar los problemas sólo sirve para agradarlos.

El sexto factor nos refleja el grado de dependencia de otros

Consiste en creer que se debe disponer siempre de alguien más fuerte en quien apoyarse, y en sentirse incapaz de adoptar decisiones propias.

“Se necesita contar con algo más grande y más fuerte que uno mismo”

Esta creencia se convierte en una trampa psicológica en la que sus opinionesconocimientos quedan atrapados por la dependencia desarrollada  hacia una autoridad superior.

¿Qué nos enseñaron nuestros Percentiles, luego de + 4000 Test de las formaciones de coaching y mentoring?

0-10%

¿Porqué Ellis considera que esta creencia es irracional?

Aunque en normal el tener un cierto grado de dependencia de los demás, no hemos de llegar al punto de que los demás elijan o piensen por nosotros. Cuanto más se depende de los demás, menos se elige por uno mismo y más se actúa por los demás con lo que se pierde la posibilidad de ser uno mismo. Cuanto más se dejan las decisiones en los demás, menos oportunidad tiene uno de aprender. Por lo que actuando así se genera más dependencia, inseguridad y pérdida de autoestima. Cuando se depende de los demás se queda uno a merced de ellos, y esto implica que la vida toma un cariz incontrolable ya que los demás pueden desaparecer o morir.

Alternativas Racionales a esta Creencia

Debes aceptar el hecho de que estás solo en el mundo, y que no es tan terrible apoyarte en ti mismo y tomar decisiones. Comprende que no es terrible el fracaso en la consecución de los objetivos, y que los fracasos no tienen que ver con la valía como ser humano. Es preferible arriesgarse y cometer errores por elección propia que vender el alma por una ayuda innecesaria de los demás. No debes, de forma rebelde o defensiva, rechazar cualquier ayuda de los demás, para probar lo ‘fuerte’ que eres. Es positivo que aceptes la ayuda de los demás cuando sea necesaria.

El séptimo factor se denomina indefensión acerca del cambio.

La persona con puntuación alta en este factor cree que, puesto que es el resultado de su historia pasada, poco puede hacer por superar sus efectos: “Así soy y no puedo hacer nada por cambiarlo”.

“Es más fácil evitar los problemas y responsabilidades de la vida que hacerles frente

Esta creencia es la base para eludir las responsabilidades y no controlar nuestra vida. Hay muchas formas de expresarla: “Debería decirle que ya no me interesa, pero no esta noche… Tendría que encontrar otro trabajo, pero estoy demasiado cansado para ponerme a buscarlo en los ratos libres… Un grifo que gotea no hace daño a nadie… Podría ir de compras hoy, pero el coche hace una especie de ruido raro. Etc.”

¿Por qué es irracional?

Aunque a veces resulta cómodo abandonar determinadas actividades por considerarlas desagradables, esto trae grandes consecuencias negativas, por ejemplo el dejar de estudiar, de trabajar o de realizar cualquier actividad que requiere esfuerzo físico o psíquico.

El proceso de tomar la decisión de no hacer algo que se considera difícil pero provechoso, habitualmente es largo y tortuoso y suele conllevar más sufrimiento que el hacer la actividad desagradable.

La confianza en uno mismo sólo proviene de hacer actividades y no evitarlas. Si se evitan, la existencia se hará más fácil pero a la vez aumentará el grado de inseguridad y desconfianza personal.

Aunque mucha gente supone que una vida fácil, evasiva y sin responsabilidades es algo apetecible, la experiencia demuestra que la felicidad del ser humano es mayor cuando está comprometido en un objetivo difícil y a largo plazo.

Alternativa Racional a esta creencia Limitante

Deberás esforzarse en realizar las cosas desagradables que sea necesario hacer y terminarlas lo más pronto posible.

No debes suponer que detrás de cada evasión de nuestros problemas existe una actitud indolente ‘por naturaleza’, sino suponer que ésta es el resultado de creencias irracionales que debes descubrir y cambiar.

No deberás imponerte una autodisciplina rígida ni exagerada pero sí planificar las actividades y objetivos de un modo razonable, estableciendo metas a corto, medio y largo plazo.

Un individuo racional acepta la vida con lo que ésta conlleva de dificultades, el descansar o evitar los problemas sólo sirve para agradarlos.

El octavo factor se llama perfeccionismo.

Consiste en creer que todos los problemas tienen una solución perfecta y que uno no puede sentirse feliz o satisfecho hasta que la encuentre. Fallar en ese intento será un gran fracaso.

“El pasado tiene gran influencia en la determinación del presente

Sólo porque una vez algo le afectó de forma importante no significa que deba continuar con las conductas que desarrolló en esta situación primera. Esas formas y modelo de conducta son sólo decisiones tomadas tantas veces que se han hecho casi automáticas. Debe averiguar cuáles son y empezar a cambiarlas ahora mismo. Hay que aprender de las experiencias pasadas, pero no debemos permanecer atados a ellas indefinidamente.

¿Qué nos enseñaron nuestros Percentiles, luego de + 4000 Test de las formaciones de coaching y mentoring?

0% Desestima
10 y 20% Persona liberada del Pasado.
30% Persona Adulta y Responsable que sabe poner las cosas en su dimensión
40%-50% Persona que Carga parte de su Pasado.
60% Rasgo de Inmadurez Emocional, o Excesiva Carga que le trae stress
70% Requiere de acompañamiento terapéutico para disminuir la carga.
80% o más: Una carga de frustración con lo cual se hace muy difícil tratar.

¿Porqué Ellis considera que esta creencia es irracional?

Aunque una persona haya tenido que sufrir los excesos y condicionamientos de otros, por ejemplo ser excesivamente complaciente con los padres, eso no quiere decir, que por ejemplo 20 años después haya que seguir siéndolo.

Cuanto mas influenciado se está por el pasado , más se utilizan soluciones a los problemas que fueron utilizadas entonces pero que hoy pueden ser ineficaces y por tanto se pierde la oportunidad de encontrar otras actuales y más útiles.

El pasado se puede utilizar de excusa para evitar enfrentarse a los cambios en el presente y de esa manera no realizar el esfuerzo personal requerido.

Se exagera la importancia del pasado cuando en vez de decir “por mi pasado me resulta difícil cambiar”, se dice “por mi pasado me resulta imposible cambiar”.

Alternativas Racionales a esta Creencia

Un individuo racional acepta el hecho de que el pasado es importante y sabe de la influencia de éste en el presente, pero sabe a la vez que su presente es el pasado del mañana y que esforzándose en transformarlo, puede conseguir que su mañana sea diferente, y presumiblemente más satisfactorio.

En lugar de realizar los mismos comportamientos del pasado de forma automática, deberás parar y desafiar esos comportamientos tanto verbal como activamente.

En vez de rebelarte con rencor contra todas y la mayoría de las influencias pasadas, debes valorar, cuestionar, desafiar y rebelarte sólo con aquellas ideas adquiridas que son claramente perjudiciales.

El noveno factor hace referencia a la confianza personal.

“Se debe sentir miedo o ansiedad ante cualquier cosa desconocida, incierta o potencialmente peligrosa”

Esto a veces se expresa de la siguiente forma: “sólo con que suene un timbre, ya empiezo a preocuparme”. y muchas personas empiezan a enumerar los escenarios de la catástrofe. Desarrollar miedo o ansiedad ante lo incierto hace la desaparición más difícil y aumenta el estrés; por el contrario, reservar las respuestas de miedo al peligro real permite disfrutar de lo incierto como una experiencia nueva y estimulante.

¿Qué nos enseñaron nuestros Percentiles, luego de + 4000 Test de las formaciones de coaching y mentoring?

0-10%

¿Porqué Ellis considera que esta creencia es irracional?

Si se está muy preocupado por un asunto de riesgo, el nerviosismo impide ver realmente la gravedad del asunto.

La ansiedad intensa ante la posibilidad de que un peligro ocurra, impide afrontarlo con eficacia cuando realmente ocurre.

El preocuparse mucho de que algo suceda no solo no evita que ocurra, sino que a menudo contribuye a su aparición. El inquietarse por una situación peligrosa conlleva el exagerar las posibilidades que ocurra, aunque sea esto muy improbable.

Cuando han de venir acontecimientos inevitables como la enfermedad o la muerte de nada sirve el preocuparse anticipadamente por ellos.

La mayoría de los hechos temidos y peligrosos (como las enfermedades) son mucho menos catastróficos cuando ocurren de verdad, pero la ansiedad o el miedo de que sobrevengan si constituye algo incluso más doloroso que la propia situación temida.

Alternativas Racionales a esta Creencia

Debes comprender que la mayoría de las preocupaciones no las causan los peligros externos, sino la manera que tienes de hablarte a tí mismo.

Te tienes que dar cuenta que los miedos no nos ayudan a evitar los peligros, más bien todo lo contrario.

Debes comprender que la mayoría de los miedos tienen en su origen el miedo a lo que los demás piensen de mí. Por tanto date cuenta de lo irracional de este argumento.

Deberás, de vez en cuando, hacer las cosas que más miedo te dan (como hablar en público, defender tus derechos o mostrar tus puntos de vista con superiores) para demostrarte que no son tan terribles esos miedos.

No deberás afectarse de que miedos que parecían ya superados vuelvan a aparecer de nuevo, deberás trabajar para erradicarlos afrontándolos hasta que ya no te afecten.

El decimo factor hace referencia al disfrute, la forma de construir la felicidad

“la felicidad aumenta con la inactividad, la pasividad y el ocio indefinido”

Esto es el llamado “Síndrome de los Campos Elíseos”. La relajación absoluta puede formar parte momentánea de la felicidad, pero existen más formas de Felicidad: el trabajo bien realizado, el esfuerzo por conseguir los propios objetivos…

¿Qué nos enseñaron nuestros Percentiles, luego de + 4000 Test de las formaciones de coaching y mentoring?

0-10%

¿Porqué Ellis considera que esta creencia es irracional?

Aunque mucha gente supone que una vida fácil, evasiva y sin responsabilidades es algo apetecible, la experiencia demuestra que la felicidad del ser humano es mayor cuando está comprometido en un objetivo difícil y a largo plazo.

Alternativas Racionales a esta Creencia

Desde la mirada de nuestro modelo, la completitud y el propósito aparecen cuando estamos aprendiendo, sirviendo y disfrutando en armonía.

Estas 11 creencias irracionales básicas fueron sintetizadas posteriormente por Ellis (1977a) en:
Las tres creencias Irracionales Básicas
Con respecto a Idea irracional
Uno mismo “Debo hacer las cosas bien y merecer la aprobación de los demás por mis actuaciones”
Los demás “Los demás deben actuar de forma agradable, considerada y justa
La vida o el mundo “La vida debe ofrecerme unas condiciones buenas y fáciles para que pueda conseguir  lo que quiero sin mucho esfuerzo y comodidad”

.

¿Cómo transformar las creencias e ideas auto-limitantes?

Según describen los psicólogos Davis, McKay y Eshelman y de acuerdo a la teoría psicológica emotiva racional, desarrollada por Albert Ellis, aquí va el proceso:

1. Elije una situación que te genere de forma continuada, emociones estresantes.

Ej, encontrarme con determinada persona, situación, lugar….

2. Describe los acontecimientos en el momento en que te resultaron motivo de distorsión

Asegurándote de que describes sólo los  hechos objetivos, sin incluir conjeturas, impresiones subjetivas ni juicios de valor.

3. Escribe tu lenguaje interior respecto de dichos acontecimiento

Anota todos tus juicios subjetivos, tus suposiciones, creencias, predicciones y preocupaciones.

4. Concéntrate en tu respuesta emocional

Elije una o dos palabras claras a modo de etiqueta: mal humor, depresión, sentimiento de auto-desprecio, miedo.

5. Revisa y transforma tu lenguaje interior que has descrito en el punto 3

A. Elije la creencia auto-limitadora que desees revesar.
B. Pregúntate si existen los fundamentos suficientes para sostener esta idea o creencia. Es decir, si existe alguna causa o razón que la justifique en función de lograr estar en paz.
C. Pregúntate si dispones de alguna evidencia real que demuestre la fragilidad o contradicción de esta creencia.
D. Pregúntate si existe alguna evidencia real que demuestre la certeza o idoneidad de esta idea o creencia.

6. Ahora redescribe la circunstancia de forma positiva

Hazlo examinando detenidamente la creencia autolimitadora que ha originado la distorsión, frente al pensamiento más positivo.

Compilado por el Dr. Fabián Sorrentino acorde a la siguiente Fuente: Validación del Cuestionario de Creencias Irracionales (TCI)