A través de las conversaciones con Fabián Sorrentino y en mi rol de programadora y sistematizadora voy a volcar en este espacio algunos de los aspectos claves que hacen a nuestro próximo paso del proyecto. La definición. Y lo haré, reflexionando acerca de dos aspectos: los desafíos y los beneficios que se irán concretando en la medida que las mujeres vayan avanzando en el Programa.

Por un lado observo que los desafíos son inmensos, dado que una mentora es una persona que no solo debe tener la capacidad de comprender que programas y propuestas son necesarias llevar a cabo, en pos del aprendizaje de un otro; sino que también es necesario que sea ejemplo y camino superador para que la mujer mentorizada pueda alcanzar los objetivos que se propone. Especialmente cuando no solo las capacidades de ambas personas (en mi caso: Mentora y Mentorizada) son diferentes, sino que los recursos desarrollados por ambas son diferentes.

En palabras sencillas el proceso de Mentoring Implicará para mi persona: “como asistir, desafiar y acompañar a mujeres que son diferentes a mi, con un background, intereses y experiencias de vida que pueden llegar a ser hasta dispares”.

Revisando algunos desafíos

Las participantes de este Programa estarán reflexionando sobre diversos casos y desafíos organizacionales de carácter social que involucran uno o más de los siguientes aspectos:

  • Cómo ser organizacionalmente ágil con la estrategia, las personas, los procesos y los sistemas en toda la organización, sea privada, pública, del ámbito de la salud, la educación o del tercer sector.
  • Cómo fortalecer y profundizar las relaciones para salvar las diferencias no solo de género, sino operativas y relacionales para construir una cohesión validadora con todos los implicados.
  • Cómo equilibrar las prioridades a través del desarrollo de cooperencias, cuando se solapan los compromisos de cuidado y las demandas organizacionales, especialmente teniendo en cuenta que en la mayoría de los escenarios los recursos pueden ser observados como escasos.
Algunas capacidades a desarrollar

Equilibrar las preocupaciones tácticas con las prioridades estratégicas para mejorar en la toma de decisiones.

█ Navegar por la organización a medida que aumentan las responsabilidades de liderazgo; administrando el estrés, desarrollarndo resiliencia y aprovechando los múltiples roles y oportunidades que nos ofrece la vida.

Trabajar más efectivamente a través de los límites para construir lazos estratégicos y obtener nuevas perspectivas.

Desarrollar una autoconciencia más profunda para empoderar las relaciones personales, institucionales e interorganizacionales.

Identificar los comportamientos necesarios para inspirar a otros y alinear a las personas con los resultados de la organización.

Cerrar la brecha entre la alta dirección y la primera línea. O lo que es igual, funcionar desde organigramas paralelos al formal de las organizaciones.

Abordar la complejidad y tomar medidas sabias en condiciones adversas donde los escenarios sistémicos se transforman constantemente.

Aprender acerca del Liderazgo en Servicio que hace foco en el arte de la colaboración.

Construir una red de líderes en servicio que den apoyo para continuar con el desarrollo personal, organizacional y social y del planeta mismo.

Agradezco a la UNQ, a la profesora y todo el equipo docente que nos viene acompañando desde 2019, por este nuevo enfoque hacia la economía, la inspiración que nos ofrece y las puertas que nos abre la construcción de nuevos desafíos, como está siendo concebido este. María Beatriz Ludojoski