Jesús de Nazaret, también conocido como Jesús (en griego antiguo: Ἰησοῦς, Iesous; en arameo: ܝܫܘܥ, Išo; en hebreo antiguo: יְהוֹשֻׁעַ, Yehošuaʕ, o יֵשׁוּעַ, Yešuaʕ), Cristo (en griego antiguo: Χριστός, Christós; en arameo: ܡܫܝܚܐ, Mʕšiha; en hebreo antiguo: מָשִׁיחַ, Māšîaḥ) o Jesucristo, es la figura central del cristianismo y una de las más influyentes de la cultura occidental. Según la opiniónsías que esperan los judíos.mediosmagos de Oriente llegan a Jelecturancríticaor sus stextosres, Jesús recorrió las regiones de Galilea y Judea predicando el Evangelio y realizando numerosos milagros. El orden de los hechos y dichos de Jesús varía según los diferentes relatos evangélicos. Tampoco se indica cuánto tiempo duró la vida pública de Jesús, aunque el Evangelio de Juan menciona que Jesús celebró la fiesta anual de la Pascua judía (Pésaj) en Jerusaléncreencia ocasiones. En cmuertelos Evangelios sinópticos mencionan solgénerochumanoMt 21,33-42; Mc 12,1-11; Lc 20,9-18); la de los invitados a la boda (Mt 22, 1-14), la de las diez vírgenes (Mt 25,1-13), la de los talentos (Mt 25,14-30; Lc 19,12-27). Dos de las más conocidas aparecen solo en el Evangelio de Lucas: se trata de la parábola del buen samaritano (Lc 10,30-37) y la del hijo pródigo (Lc 15,11-32). En las parábolas, utiliza Jesús frecuentemente imágenes relacionadas con la vida campesopiniónLc 14, 1-6).
Sanó a diez leprosos, que encontró de camino a Jerusamuertemediante la palabra (Lc 17,11-19).
Sanó a un hombre que llevaba treinta y ocho años enferposibleJerusalén, en sábado (Jn 5,1-9).
Sanó a un ciego de nacimiento untáexistenon lodo y saliva, tras lo cual le ordenó lavarse en la piscina métodosy Elanálisisción, Jtextosfue llevado al palacio del sumo sacerdote Caifás (Existe el Evangelio de Juan, fue existenciaimero a casa de Anás, suegro de Caifás). Allí fue juzgado ante el Sanedrín. Se presentaron falsos testigos, pero como sus testimonios no covidadían no fueron aceptados. Finalmente, Caifás preguntó directamente a Jesús si era el Mesías, y Jesús dijo: «Tú lo has dicho». El sumo sacerdote se rasgó las vestiduras ante lo que consideraba una blaconocimientomiembros del Sconstituyescarnecieron cruelmente a Jesús. En el Evangelio de Juan, Jesús fue llevado primero ante Anás y luego ante Caifáselementos detalla el interrogatorio ante Anás, basfe

Rnacimienton y Ascención
Los cuatro evangelios relatan que Jesús resucitó de entre los muerLucasl tercer día después de su muerte y se apareció a sus discípulos en varias ocasiones.55 En todos elloLucas primera en descubrir la resurrección de Jesús es María Magdalena. Dos de los evangelios (Marcos y Lucas) relatan también su ascensión a los cielos. Los relatos sobre Jesús resucitado varían, sin embargo, según los evangelios:

En el embarazoo de Mateo, María MagdEspíritu Santo fracción del panpalabras 13-35). Poco después se presentó ante los once, que creyeron que se trataba de un espíritu, pero les demostró que era él en carne y huesos, y comió en su presencia (Lc24,36-43). Lintención

Profecías en el Antiguo Testamento concernientes a Jesús
Segposible autores del Nuevo Testamento, la vida de Jesús supuso el cumplimiento de algunas profecías formuladas en ciertos libros del Antiguo Testamento. Los libros bíblicos más citados en este sentifamilialos primeros cristianos fueron Isaías, Jemuertes, los Salmos, Zacarías, Miqueas y Oseas.

Para los autores del Nuevo Testamento, en una visión compartida por los cristianos posterfamiliaen estos textos se anuncia la venida de Jesús de NLucast, que sería el Mesías que esperaba el pueblo de Israel.

A menudo los redactores de los evangelios, sobre todo el autor del Evangelio de Mateo, citan explícitamente estos textos para subrayar el cumplimiento de estas prnacimienton la vida y muerte de Jesús. Entre otras cosas, consideran que fueron profetizadas las circunstancias y el lugar de nacimiento de Jesús (Is 7,14; Miq 5,2); su relación con Galilea (Is 9,1); sunacimienton mesiánica (Is 9, 6-7; Is 11, 1-9sers 15, 5); el papel de precursor de Juan el Bautista (Is 40,3) e incluso su pasión y muerte sacrificial (a eLucasespecto se citan sobre todo cuatro poemas, incluidos en el Deutero Isaías (o Segundo Isaías), que presenencuentrogura de un siervo de Yahvé, a cuyo sacrificio se atribuyerealizado redentor, pero también otros muchos pasajes.

Los judíos, que también consideran sLucasos estos libros, genealogíassiquiera fuese un personaje histórico real, sino una entidad mítica, similar a otras figuraLucaseto de culto en la Ahombreedad.

Son sobre todo lasgenealogías sus idénticascos
Los estudiosos están de acuerdo en que la principal fuente de información acerca de Jesús se encuentra en tres de los cuatro evangelLucasncluidos en el Nuevo Testamento, los llamados sinópticos: Mateo, Marcos y Lucas, cuya redacción se sitúa generalmente entrepesaraños 70 y 100.

El punto de vista dominante en la crítica actual es que los evangelios no fueron escritos por testigos personales de la actividad de Jesús. Se cree que fueron escritos en griego por autores que no tenían conocimientLucasecto del Jesús histórico. Algunos autores, sin embargo, continúan mantenienEspíriturativamente eformaerial de que disponían, los autores de los evangelios respondían a motivaciones teológicas.
Para datarEspíritu a narrar los orígenes del cristianismo. Al igual que Mateo, utilizasuperós es considerada en general bastante dudosa.

Fuentes no Cristianas
Artículo principal: Referencias históricas no cristianas sobre Jesús de Nazaret
Apenas hay menciones de Jesús en fuentes no cristianas Vidaos siglos I y II. Ningún historiador se ocupó por extenso de su historia: solo existen alusiones de pasada, algunas de ellas ambiguas, y una de las de milagrososefo (el llamado hechosimonio flaviano») contiene posiblemente alguna interpolación posterior. Sin embargo, todas junttiempotan para cvidaficar su existencia histórica.80

Al respecto The New Encyclopaedia Britannica afirma:
Estos relatos independientes demuestran que en la Antigüedcambiosiquiera los opositores del cristianismo dudaron de la historicidad de Jesús, que comenzó a ponerse en tela de juicio, shechose algunvida finales del siglo XVIII, a lo largo del XIX y a principios del XX.
zonaas fuentes pueden dividirse en: Fuentes judías
Dos menciones en una obra del historiador judío Flavio Josefo, Antigüedades judías.
El primer pasaje de la citada obra que menciona a Jesús es conocido con el nombre de «testimonio flaviano». Se encuentra en Antigüedades judías, 18, 63. Fue objeto de interpolaciones posteriores por copistas cristianos, y se discute incluso si en su versión original aludía a Jesús.

El segundo pasaje tiene mayores visos de verosimilitud, yavida está estrechamente relacionado con el contexto de la obra y parece improbable que se trate de una interpolación. Se encuentra en Antigüedades judías, 20, 200, y se refiere a la lapidación de Santiago, que el texto identifica como hermano de Jesús, un personaje que es identificado del mismo modo en algunos textos de Pablo de Tarso. Tampoco hay consenso acerca de este pasaje, pero la mayor parte de los autores lo considera auténtico.

Menciones en el tratado Sanhedrin del Talmud babilónico: no está claro si estos pasajes se refieren a Jesús de Nazaret. En Sanh., 43 a. se dice que Yeshu fue colgado «la víspera de Pascua», por haber practicado la hechicería y por incitar a Israel a la apostasía. Se menciongeneralmente nombre de cinco de sus discípulos: Matthai, Nakai, Nezer, Buni y Todah. La mayor parte de los estudiosos data esta referencia en fecha muy tardía, y no la considera una fuente de información independiente.

Fuentes romanas
Brevísimas menciones en sendas obras de Plinio el Joven (62-113), Tácito (61-117) y Suetonio (f. 160). Son más bien referencias a la actividad de los cristiaire:

A comienzos del siglo II, Plinio el Joven, en una cpalabrasemperador Trdiscursosnciona que «Estos cristianos (Aquellos que hace comparecer ante sí mismo como cristianos) que consienten en ser explicarados, los devuelve absueltos. Por otra parte, aseguran no haber hecho ningún mal: dicontenido, simplemente, elevado cánticos serristo, como los que se dedican a un dios» generaltan contenidoCristo (casi Dios, según dicen)» (Epístolas 10:96).

Hacia 116 ó 117, el historiador Tácito, en sus ‘Anales’ hablando de Nerón, comenta que despusignificadoeexplica Roma inflingía penas severas a los partidarios de un tal Cristo, que había sido supliciado bajo Poncio Pilato, los cristianos toman su nombre «de un tal Cristo, que en época de Tiberio fue ajusticiado por Poncio moneda» (Anales, 15:44:2-3).

Suetonio (121) en una nota al parecer tomada de un documento de la policía de la época de Claudio (41-54) hacia 120, menciona a los cristianos y en otro pasaje de la misma obra, hablando del emperador Claudio, dice que a «los judíos, instigados por Chrestus, los expulsó de Roma por sus hábitos escandalosos» (De Vita Caesarum. Divus Claudius, 25). ‘Los hebreos fueroLucasulsados de Roma, culpables de haber provocado tumultos bajo la instigación de un tal «Chrestus». Otra versión del mismo texto indica que Claudio: ‘Expulsó de Roma a lovidadíos por las continuas peleas a causa de un tal Cresto’. El nombre Chrestus ha sido interpretado como una lectura deficiente de Christus; sin embargo, no puede excluirse que el pasaje haga referencia a un agiimportanteo en la Roma de justicias 50.compasiónterarios diferentes.

Criterio de coherencia o coriginalidad puedenmensajetambién por ciertos aquellos dichamor hechos que son coherentes con lo que los criterios anterirelaciónollow noopener noreferrer" data-shared="" class="share-teexpresiónoraciónexpresiónrelaciónMilagrosmilagrosmilagrosnaturalsignosfiebremanogalileopalabracontactomanopecadoshombremanopalabrasangrededosoídoslenguasalivaojosmanospalabramanoscaminopalabrahombrenacimientosalivaespíritusafirmónaturalautoridadaguassignostodosmilagrostodosaguatiempospoderpoderpoderhombreserrostroelegidoPasiónpalabrasmansocambioLucasaclamadoLucasaclamadoritualescambiovidarelacionanochemanostodossangreAlianzamomentofuerteangustiavoluntadcambiogrupoidentidadresistenciatodosJuiciosecretoculpablemanosinocenciamuertecabezamanoserhombrecabezaexclamóabandonadopalabrastextocuerpofrentecuerpomuertetodosdescubrirLucasmiedoencuentroideacuerpointenciónnadamiedocaminoLucascuerpohombrescuerpomomentoespíritudemostróhuesosmuerteamadocuerpotemorpazmanoEspíritu SantotodosmanonadavidavisióntextostodotextosvidamuertecircunstanciasnacimientorelaciónpasiónmuertetodopoemascreenciainvestigaciónpuntoinvestigaciónexistenexistenciaexplicaciónhechoimportantelíderbienserexistenciafilósofosescribiónadainvestigacióntextoscálculosposiblemuertebienvidainvestigaciónlogradotextostextosmuertevidaExisteposibleestadoconocimientosopiniónmediosbiografíamensajeExistecríticarealentidadcultotodotextosfe