Mi emprendimiento personal vinculado a la comunidad de aprendizaje Sonría se gestó en 2009 como proyecto requerido en el proceso de mi segunda certificación como Coach Ontológico, para definir el perfil al que me iba a dedicar posteriormente.

Elegí el perfil Adultos Mayores y como nombre “Tiempo de Propósito”.

Sonría becó a 2 mujeres y dos hombres para trabajar con ellos durante 7 meses en encuentros semanales de 2 horas sumado a periódicas entrevistas personales. Fue una experiencia más que satisfactoria, y de mucho aprendizajeser parte de la evolución de cada uno de ellos en lo personal y en lo profesional y también del grupo en su conjunto. Cuando certifiqué  continué con mis estudios y  con entrevistas de práctica.

En el año 2013, ya con otra certificación, la de Mentora, retomo el proyecto. Por ese motivo convoco y reúno un grupo de participantes algunos  pagos y  otros becados por mí. Comienzo con el mismo formato, “Tiempo de PropósitoGrupos de Gestión Personal y Profesional, y lo continuo hasta la fecha. También con clientes individuales.

Los años dentro de esta comunidad me fueron enriqueciendo cada día con un fluido recibir, dar y compartir tanto conocimientos y experiencias como oportunidades y herramientas. Cuántas dificultades y sinsabores superé siendo acompañada por mentores que me guiaron a desenmarañar la senda.

Un claro ejemplo de ello es que esta pandemia me encuentra, a mi edad, preparada para trabajar desde casa, cursar una carrera virtual y con las mismas herramientas preparar a otras personas para que la transiten mejor.

Durante el desarrollo de esta materia Economía Social y Solidaria me dí cuenta de la importancia de investigar para darle a mi emprendimiento un formato entre los muchos modelos que ofrece la ESS. También que,  paralelamente a ejercer esta profesión, preparar a otras personas replica el modelo extendiendo sus beneficios.

Lo conversamos en nuestro grupo y de la investigación surge el impacto que tienen  las mujeres mentoras en el crecimiento y longevidad de los negocios de otras mujeres y la importancia que ello reviste en temas de Equidad de Género.

También surge que, lamentablemente, escasean las mujeres con este perfil profesional.

Por lo tanto, consideramos válido como equipo diseñar y realizar nuestra propuesta de un “Programa de Formación de Mujeres Mentoras que desarrollen su perfil profesional para trabajar con personas de ambos géneros.

Está destinado a apoyar a aquellas mujeres que en algún momento de la vida, y la edad no es un dato relevante, puedan tomar conciencia de su expertise. Capitalizar lo adquirido a través de los conocimientos, de las experiencias transitadas y de los vínculos construidos en el devenir de sus actividades. Prepararse y comenzar a volcarlo dejando su huella en las que vienen detrás por el mismo camino. Transformarlo en una profesión solidaria y también rentable.

Nos dice Steve Jobs en su discurso en la Universidad de Stanford (2005) que todo lo que hemos  hecho en el pasado converge en un punto en el presente que le da sentido y validez. Yo lo experimenté así hace casi una década y abracé esta profesión. Sus palabras siguen teniendo vigencia en mí.

Mentoring es una profesión que quita de tu “envase”  la fecha de de vencimiento ya que una Mentora tal como dicen del buen vino “mejora con el Tiempo”. Inés Gregorio

La Economía Social y solidaria como propuesta económica y proyecto político y social

La importancia de las ESS como propuesta económica y proyecto político y social es innegable, y no permite marcha atrás, ya que surgió desde distintos ámbitos y necesidades para cubrir los huecos que no contemplaba la economía tradicional de estructuras fijas centrada en la rentabilidad y la acumulación.

Garantizan su sostenibilidad y fuerza su misma composición de estructuras flexibles, con distintos formatos, modelos de producción, objetivos, de composición de sus integrantes y el entramado de vínculos que las relacionan y su complementariedad.

Nacen como respuesta económica pero necesitan leyes apropiadas que le den marco y sostén a la diversidad que las caracteriza y aumenten la seguridad y sustentabilidad de su funcionamiento.También un marco simbólico que promueva y beneficie su crecimiento.

Nacieron y crearon  un nuevo eje centrado prioritariamente en promover el bienestar y garantizar la reproducción de la vida.

La materia como recorrido y trayecto formativo

Cursar esta materia me abrió los ojos no solo a la ESS sino que también a la economía en general. Para mí la economía era eso que hablaban “los Economistas” por televisión o prensa escrita, desde distintas ideas políticas y vertientes, en general contradictorias, a los cuales por las mismas razones no les creía.

No pensaba que tuviera mucho que ver con mi vida diaria ya pasara lo que pasara en las esferas económicas, bastante erráticas por cierto, en la esfera personal significaba siempre lo mismo procurarse nuevas opciones para nuevos ingresos, administrarlo lo mejor posible y  gastar menos.

Hoy día doy un valor enorme a lo aprendido en, me parece mentira, un solo un trimestre.

Esta materia es muy abarcativa de los aspectos principales que llevan a comprender los múltiples orígenes y variantes de las propuestas de la ESS.               .

Considero el material, gráfico y videos, muy bien seleccionado ya que nos permite profundizar de un pantallazo, valga la incongruencia, en los aspectos principales de un tema tan complejo.

El tema que más disfruté trabajar es el Factor C. Lo terminé justo antes de la clase virtual de PPS1 en la cual trabajamos una consigna en grupo María Inés, Enrique y Yo. Me fascinó conocer un claro ejemplo de Factor C. cuando hablaron de las dos organizaciones autogestivas y colectivas a las que pertenecen

Aprecio el esfuerzo realizado para llevar la materia de lo presencial a lo virtual y el apoyo brindado a los que cursamos. Muy en especial Alberta siempre presente y bién dispuesta.

La plataforma educativa es muy clara y accesible  y los tutoriales contribuyeron a ello.