En sonria.com transitamos corporalmente la posibilidad de conversar en el Cuerpo, el Alma y el Espíritu en Equilibrio, declara el Dr Fabián Sorrentino.

Partimos de la Disposición a Movernos. De esa conciencia que nos dice: “Para y deja de girar como un trompo sin sentido”.

El movimiento es una conducta total, molar, integra todos los aspectos de la persona, induciendo cambios en el cuerpo, modificando conductas, y mejorando la conciencia corporal. Según Feldenkrais (1980) el movimiento constituye la base de conocimiento del propio cuerpo. Es la manera más eficaz, directa y pragmática para estudiar tu cuerpo, el modo que se comporta y la forma más efectiva de comprenderlo.

El por qué utilizar esta acción motora como camino del conocimiento del propio cuerpo lo explica el mismo Feldenkrais al decir:

■ Es la principal ocupación del sistema nervioso.

■ Su cualidad es más fácil de distinguir que otros factores o sentimientos.

■ La capacidad para moverse influye mucho en la propia valoración.

■ Los movimientos reflejan el estado del sistema nervioso.

Conceptualmente, las posibilidades que otorga el movimiento son más profundas y extensas de lo que puedes apreciar a simple vista.

En efecto, moverse no se limita a realizar una acción motriz mecánica, constituye un medio, directo e indirecto, para la consecución de tus objetivos.

Por ejemplo, el desarrollo y aumento de la conciencia corporal, afecta positivamente la capacidad de movimiento, y por tanto, tu propia estima y valoración.

Ese incremento de la autoestima impacta sobre los niveles de estrés social, favoreciendo conductas no destructivas, como las asociadas a la obesidad con la ingesta compulsiva de comida.

Por tanto, el movimiento se constituye en un factor de desarrollo del ser humano y no sólo en un simple medio para alcanzar metas de naturaleza primaria.

.

Coaching-Corporal
.
Y a partir de esta conciencia en la que podemos distinguir: Anatomía y Fisiología, Signos y Síntomas, nos manifestamos en Armonía.

“Entiendo el movimiento humano, como el resultado de una interacción de muchas fuerzas, presentes en nuestro interior y que se afectan por fuerzas del entorno. Movimiento y adaptación. Es como el huevo y la gallina. ¿Quién es primero?.Nos movemos desde una fuerza interna instintiva para adaptarnos al entorno, el entorno nos afecta con sus fuerzas y nos movemos. El cuerpo se hace “adicto” a las respuestas conocidas y evitará la torpeza de lo desconocido. Cada uno de nosotros posee sus propias inercias de movimiento”. Omar Gulchin, Coach Guestáltico y Corporal.

Ahora revisemos el ciclo completo de disposiciones a transitar:

Nivel 1: Alineamiento: (Ver Disposición en el Glosario)

■ Es tomar conciencia del aquí y ahora como espacio transformativo.
■ Es el cuerpo asumiendo el compromiso de estar presente.
■ Es disponer el Cuerpo al Propósito por el cual está aquí.

Nivel 2: Apertura:

■ Diluye, reconcilia, acoge, abre caminos.
■ Se manifiesta en forma de sentimiento.
■ Es la comunicación con nuestro propio ser, con nuestro cuerpo donde el placer de la sexualidad surge gracias a tener una buena apertura.
■ Desde aquí es posible escuchar, el observar, el guardar silencio, ceder, retroceder, aceptar.

Nivel 3: Flexibilidad:

■ Aparece el movimiento. Si estás rígido y pretendes moverte, te rompes.
■ Te lleva a descubrir nuevos caminos, más cortos, más fáciles, cambiando de dirección en cualquier momento.
■ Tenemos capacidad para redireccionar lo que hacemos.
■ Es una fuerza que nos permite Amar desde la armonía.
■ Es fácil el desapego y por tanto ofrece mucha facilidad para cambiar de opinión. Ejemplo: Ayer opinaba de una manera y hoy opino de otra diferente porque hoy sé algo que ayer no sabía.
■ No existen límites claros. Facilita la creación, el soñar, el juego

Nivel 4: Estabilidad:

■ Nos lleva a la permanencia, a echar raíces.
■ Nace la necesidad de construir lo necesario para uno mismo.
■ Nace la necesidad de decidir aquello que quiero, utilizando la fuerza necesaria que activa la conexión con las posesiones materiales.
■ Es un movimiento que nos hace buscar lo necesario para sobrevivir de forma segura.

Nivel 5: Resolución:

Relación activa con las cosas del mundo, las demás personas y el ego.
■ Sustentar el poder personal y la capacidad de acción. Resolver es pura acción.
■ Es muy atractiva por el grado de Asertividad que transmite.
■ Es útil y energética por ser el centro de atención.
■ Prestar atención al hecho de estar rodeado de personas que me piden resolver sus problemas, porque en la acción de resolver, ¿dónde me pongo yo?

Nivel 6: Centramiento:

■ Es el fluir, el momento iluminado, el aquí y el ahora, el estado de atención, la lucidez.
■ Es el equilibrio dinámico de las anteriores disposiciones corporales, cuando ya han ocurrido, se fluye.
■ Desde aquí se sabe, sin pasar por el pensamiento, cuál es la disposición precisa a la que debo entrar, cuánto tiempo mantenerme, y cuando salir, siempre en estado de alerta.

Nivel 7: Conexión:

■ Es el tener los pies en la tierra y las alas listas para volar.
■ Es trascender los movimientos integrandolos en uno solo.
■ Es el propósito y mi persona intimamente ligadas.
■ Es el Ser puente para el tránsito de otros.

Esta compilación de conceptos forma parte de una serie de artículos ofrecidos en la Carrera de Coaching & Mentoring de Ser.Red. Fuente Consultada: http://www.innatia.com/  Omar Gulchin, Coach Guestáltico y Corporal.