Refiere a múltiples significados:

1 Clase o grupo social formado por los nobles de un país grupo o un territorio.
2 Generosidad, honradez y total ausencia de maldad en una persona, en su comportamiento, su actitud o sus acciones.
3 Cualidad de los animales que son fieles a las personas: la nobleza es una cualidad del caballo.
4 Característica de las cosas que tienen gran calidad, categoría o valor: la nobleza de la madera y del már- mol hacen de este mueble un ejemplar único.
5. Cuerpo que es químicamente inactivo: el helio, el argón y el neón son gases nobles.

Como Adjetivo: preclaro, ilustre, generoso, honroso, estimable, digno, de buen corazón, de buena cepa, de buena pasta, alma de Dios, Santo. Que actúa de buena fe, sin ninguna maldad o doble intención: es un chico muy noble, nunca te engañará.
Sinónimos encontrados: aristocracia, honradez, honestidad, lealtad, fidelidad, generosidad, magnanimidad, distinción, señorío, refinamiento, sinceridad, desinterés, altruismo, aristocracia, hidalguía, linaje, abolengo, alcurnia.
Antónimos encontrados: ruin, indigno, bajo, infiel, egoista.

Es una de las tres cualidades importantes que Sonia T Yañez considera en un buen amigo o en cualquier persona, junto a la lealtad y la sinceridad. Cualidades que hacen ser a las personas agradables y apreciables.

El noble es quien ostenta la condición o el título de nobleza, que constituyó desde la antigüedad una alta dignidad, y posteriormente un concepto «socio-grupal» y eran de una alta orden social.:)

En la Edad Media y en el Antiguo Régimen, era uno de los tres estamentos junto con el clero y el tercer estado. Su carácter preponderante fue prácticamente abolido en la esfera política, ante el cuestionamiento de la legitimidad de su dominio y frente al argumento de la Ilustración. Su influencia se mantuvo aún después de las revoluciones burguesas y proletarias, no obstante las permanentes presiones por eliminar una distinción introducida entre seres humanos esencialmente iguales.

La Nobleza como Valor

En el ámbito de los valore humanos, se conoce como Nobleza a la capacidad que tiene el ser humano para entender y propiciar el bienestar propio y de sus semejantes, a través de otros valores como la Empatía, la Solidaridad y el Amor.

De esta forma, una persona que practique la Nobleza procurará siempre escuchar y comprender a las personas de su entorno, a fin de ser solidarios y ayudarlos en aquello que necesiten. Igualmente, una persona noble será aquella que siempre esté pendiente de los estados de ánimos de sus familiares y compañeros, a fin de acudir en apoyo de aquellos que estén atravesando momentos de tristeza. Así mismo, el valor de la Nobleza incluye la capacidad de poder perdonarse a sí mismo, y a otros, se hayan o no disculpado. En este sentido, noble será aquel que esté dispuesto a ayudar a alguien así estén disgustados o el otro le haya ofendido sin pedir perdón nunca.

Importancia de la Nobleza como valor

Por otro lado, algunas disciplinas como la Psicología han señalado el impacto individual que tiene el valor de la Nobleza. En sintonía con esto, profesionales del comportamiento humano han indicado que en la medida en que un ser humano integra la Nobleza dentro de su sistema de valores, será una persona que será percibida por su entorno como un ser comprensivo, accesible y solidaria, generándole relaciones interpersonales sólidas, basadas en la amistad y la cooperación, lo que a la larga también se traducirá en un alto Autoestima y en el fortalecimiento de la Alegría y la Felicidad.

Desde un punto de vista más social, los psicólogos también han descrito los beneficios que presenta una sociedad donde la mayoría de sus miembros practiquen el valor de la Nobleza, pues según lo indicado será una comunidad que establezca relaciones interpersonales positivas y de cooperación, que produzca una unión en la comunidad, haciéndola avanzar en conjunto hacia estadios de solidaridad, que vayan reduciendo los índices de inequidad o desamparo. Así mismo, por ser un valor estrechamente relacionado con la capacidad de Perdonar, será también una sociedad donde las personas no guarden rencor ni busquen venganza, alejándose así de escenarios de violencia, y por el contrario se acerque a la Armonía y la Amistad.

Adquisición de la Nobleza como valor

A pesar de que el valor de la Nobleza es un hecho natural e inherente al ser humano, la Psicología ha señalado la pertinencia e importancia de enseñarlo y estimularlo en los niños, desde las primeras etapas de la infancia, a fin de formar adultos que sean conscientes de la necesidad de que tanto ellos como los otros sean felices y vivan en un estado de bienestar. Igualmente, los niños deben aprender desde temprano la capacidad de perdón, así como lo útil de no engancharse en sentimientos como el rencor, el odio o la venganza, pues con estos no sólo daña a los otros, sino se hará daño a sí mismo.

No obstante, algunos padres y maestros pueden llegar a sentirse un poco desorientados a la hora de inculcar y cultivar el valor de la Nobleza en los más pequeños. Tomando en cuenta esta situación, la Psicología también ha ideado algunas estrategias que pueden colocarse en práctica en la tarea de enseñar el valor de la Nobleza.A continuación, algunas de ellas:

1.- Como siempre que se trata de la enseñanza de una actitud o valor, la mejor herramienta será el Ejemplo. De esta forma, un niño que crezca viendo cómo sus padres son empáticos y solidarios entre ellos, así como con los otros de su entorno, conocidos o no,  será un infante y un adulto que tenga conciencia de las emociones y situaciones de sus semejantes, al tiempo que buscará ayudarlos en sus situaciones difíciles.

2.- Igualmente, es importante que los padres acompañen emocionalmente a sus hijos de forma constante. Es decir, si el niño (aún y sobre todo en sus etapas más tempranas) consigue un triunfo o muestra un dibujo, los padres deben celebrarlo. Por el contrario, si el niño se cae o se siente enfermo, los padres deben estar ahí para consolarlo, darle contención y ayudarlo. De esta forma el niño crecerá sabiendo la importancia que tiene celebrar con otros los triunfos, así como la relevancia de acudir en apoyo de alguien que manifiesta tristeza o dolor. En la medida en que los padres acompañen a su hijo en sus momentos importante emocionalmente hablando, el niño irá cultivando en él el valor de la Empatía y la Solidaridad.

3.- Así mismo, es importante –indica la Psicología- que desde temprano los padres ayuden a su hijo a identificar sus emociones. En sintonía con esto, algunos profesionales de la Psicología han indicado que cuando el niño es apenas un bebé, cuando éste llora, se le debe abrazar siempre y decirle qué es lo que le pasa. Por ejemplo, si un bebé tiene cólicos, la madre además de procurar el alivio gástrico del infante, para consolarlo, debe decirle con voz suave “está bien mi amor, lo que tienes es dolor de estómago”. Igualmente, cuando el niño comienza a caminar y se cae, se le debe explicar que se ha caído y que siente dolor, pero que sus padres están ahí para cuidarlo. De esta forma el niño aprenderá a reconocer sus emociones, y por ende podrá reconocer e interesarse por las emociones de otros.

4.- En cuanto a las actividades que pueden desarrollar los maestros, a fin de cultivar el valor de la Nobleza, enseñado en el hogar, la Psicología indica que los educadores pueden hacer uso de algunas fábulas y cuentos, para ilustrarle al niño la importancia de practicar este valor, con un lenguaje sencillo, adecuado para los más pequeños.

Etimología Romana

Según quieren algunos, la palabra, Noble, viene de la latina Nobilis, que es lo mismo que non vilis, no vil o villano. Pero la verdad es que, Nobilis, se deriva del verbo Nosco, que es conocer, y así Nobiles es lo mismo que Noscivitas, de suerte que se llaman Nobiles, porque son conocidos, notables o notorios, en su calidad y sangre, según Pompeyo Festo, Nonio Marcelino, Tiraquelo, Casaneo y otros. Alude a esto Virgilio en su Eneida, «in medio sub montibus altis Nobilis», que es lo mismo que Notus o Notabilis.

Aunque la palabra Noble sea tan genérica que comprenda a cualquiera que sea «Hijo dalgo», pero por común inteligencia, solo comprende a los que tienen la mayor Nobleza o por Naturaleza o por Privilegio. Los de naturaleza, a quienes llamamos Nobiles Patritii, y así Nobilißimi en grado superlativo. Después de haber inventado los Emperadores del Imperio romano títulos y epítetos varios, usaron el de Nobilißimi, y a quienes se les concedía, eran partícipes de los honores del imperio y llevaban «la púrpura». De la misma manera que los Emperadores, tenían puesto y se sentaban antes que el Prefecto Pretorio. Un ejemplo de esto fue Ulpiano, magistrado tan superior que se tenía por la segunda persona del emperador Alejandro Severo.

El renombre de Nobilißimi lo usaron especialmente reyes y emperadores, como atributo suyo. Pancirolo llamó Nobilissimo al emperador Cómodo. Carino y Numeriano, hijos de Valentiniano Licinio se llamaron Nobilisimos Cæsares, lo mismo de Severo y Maximiano. Después Graciano y Valentiniano, siendo infantes, se llamaron Nobiles pueri.

Etimología según la síntesis moderna

Viene de la palabra latina nobilis, que se deriva del verbo nosco y del adjetivo notus; cuyo significado es «conocer» y «conocido», respectivamente. Alude a ser distinguido por los hechos o virtudes entre los demás hombres. En la actualidad se refiere a los descendientes de aquellos que han servido bien a la patria. Es el reconocimiento de los servicios de los antecesores en sus sucesores para estimular a éstos para que siguiesen las huellas de sus mayores y se distinguiesen como ellos por sus talentos o por sus grandes servicios. Séneca consideraba la verdadera nobleza del hombre obedeciendo a la recta razón, tener una alma justa y adornada por la sabiduría y la virtud.

Un desarrollo de Fabián Sorentino.
Fuentes: Diario el País. Wikipedia, TheFreeDictionary. WordReference