El coaching de alto desempeño o alto rendimiento es una expresión genérica para nombrar a un proceso de entrenamiento-aprendizaje, que consiste en despertar el talento y los recursos personales y/o de un equipo, para incrementar al máximo su rendimiento y eliminar los obstáculos internos a través del establecimiento de un plan de acción con metas y objetivos.

Permite clarificar metas, eliminar hábitos no deseados, generar auto-confianza, desarrollar una actitud mental positiva, mejorar las relaciones, es decir, lograr despertar lo máximo de cada persona.

Un equipo de alto desempeño es un grupo pequeño de personas con habilidades dinámicas y complementarias, y con un alto nivel de compromiso frente a un profundo propósito común por el cual todos los miembros del equipo son acontables, lo cual posibilita alcanzar altos niveles de rendimiento. Este propósito común se traduce en metas ambiciosas, concretas, realistas y medibles, y en un enfoque de trabajo compartido que genera foco y claridad.

Esta definición tiene mucho que ver con el grado de disciplina buscado y por otra parte la impecabilidad del coachee esperada en sus acciones.

objetivos del coaching para Equipos de Alto Rendimiento

Una organización es básicamente, un conjunto de personas que mantienen relaciones de interdependencia. El sustento principal y el motor de acción sobre el que circulan estas relaciones, no es otro que la comunicación. En el corazón de esa comunicación es donde se requiere operar en alto desempeño.

Haciéndolo en función de como se comuniquen los integrantes, de cómo se relacionan entre ellos y entre los departamentos, el fluir de la información, los estados emocionales y los resultados obtenidos por parte de sus componentes, será más o menos óptimo.

A través de esta metodología se consigue llegar a un alineamiento de todos los componentes del departamento u organización. Cuando todos los miembros tiene sus miradas apuntando en la misma dirección y cuando prevalece el objetivo común por encima de los objetivos personales, es cuando se obtienen los mejores resultados.

Beneficios del coaching para Equipos de Alto Rendimiento

Los beneficios de esta metodología “no estucturada epistemológicamente, ni difundida como técnica probada en el ámbito científico” está relacionada con la consecución de un cambio de paradigma a la hora de realizar los procesos diarios: aprender a realizar las tareas cotidianas de manera eficaz y las no cotidianas desde un abordaje sistémico. Teniendo mucho que ver con expandir el fenómeno del aprendizaje para producir cambios de segundo y tercer órden que les permitan a las personas aprender a aprender.

Profesionalmente hablando, todos los abordajes que he presenciado hasta la fecha son de alto contenido emocional y orientados posteriormente a mejoras operativas esperadas que pueden medirse con claridad.

A continuación algunas manifestaciones y evidencias:

  • la toma de conciencia de pertenencia a un equipo
  • el aprendizaje de nuevas formas de comunicarse
  • la creación de un ambiente de confianza
  • la adquisición de compromisos comunes

A través de esta metodología se consigue llegar a un alineamiento de todos los componentes del departamento u organización. Cuando todos los miembros tiene sus miradas apuntando en la misma dirección y cuando prevalece el objetivo común por encima de los objetivos personales, es cuando se obtienen los mejores resultados.

De los Grupos a los Equipos de trabajo

¿En que nivel de consciencia está vibrando tu equipo?

Etapa Inicial de grupo de trabajo:

Es un grupo para el cual no hay necesidad ni razón significativa de rendimiento incremental que requiera su transformación en equipo. Los miembros interactúan, principalmente, para compartir información, las mejores prácticas o ideas, y para tomar decisiones que ayuden a los individuos a trabajar dentro de su área de responsabilidad. Cada uno conoce su trabajo y persigue su compromiso y aunque entiende que es parte de una secuencia más grande no existe un propósito común auténtico o verdaderamente deseado –o metas de rendimiento incremental o frutos del trabajo conjunto– que exijan un enfoque de equipo o una mutua responsabilidad.

acciones funcionales a un Pseudo equipo:

Es un grupo para el cual podría existir una necesidad o compromiso significativo de rendimiento incremental, pero aún no está enfocado al rendimiento colectivo, ni tiene como objetivo conseguirlo.

Pueden incluso hasta llevarse bien emocionalmente y haber cierta armonía en su trato pero no existe un grado de consciencia como para conformar un propósito o conjunto común de metas de rendimiento, aunque decida llamarse a sí mismo un equipo. Los pseudo Equipos son los más débiles de todos en términos de impacto de rendimiento y desde ya los menos sustentables en el largo plazo.

equipo Potencial:

Es un grupo para el cual hay una significativa necesidad de rendimiento incremental y que realmente trata de mejorar su impacto de rendimiento. Sin embargo, típicamente, necesita más claridad acerca de su propósito, metas o resultados de trabajo y más disciplina para elaborar un enfoque de trabajo común. No tiene todavía establecida una responsabilidad colectiva. Los Equipos potenciales abundan en las organizaciones. alto sentido de compromiso, lo cual lleva a sus integrantes a sentirse mutuamente responsables por los éxitos y fracasos del equipo. Una vez clara la diferencia entre un equipo y un grupo de trabajo, el primer paso es determinar cuál es la situación actual de tu equipo.

Casi siempre contribuyen menos que los Grupos de trabajo a las necesidades de rendimiento de la compañía, porque sus interacciones restan rendimiento individual a cada uno de sus miembros, sin aportar ningún beneficio conjunto. En los pseudo Equipos, la suma de la globalidad es menor que el Potencial de las partes individuales.

Equipos Involucrados en proceso de aprendizaje:

Suelen ser Equipos pequeños de personas con capacidades complementarias, que están comprometidas por igual con un propósito común, unas metas comunes y un
enfoque común de trabajo, del cual se sienten mutuamente responsables. Los Equipos verdaderos son una unidad fundamental de rendimiento.

equipo de Alto Rendimiento:

Reúne todas las condiciones de los Equipos de alto desempeño. Sus miembros están profunda y recíprocamente Involucrados para conseguir el desarrollo y éxito personal de cada uno de ellos. Por lo general este compromiso sobrepasa al equipo. De forma significativa, el equipo de alto rendimiento excede a todos los Equipos similares y a todas las expectativas, dado su “espíritu de miembro”.

Un equipo de alto rendimiento se caracteriza porque el liderazgo tiende a ser participativo y rotativo. La delegación es posible ya que existen altos niveles de confianza y compromiso, alineación frente a objetivos, claridad en los roles y consenso al distribuir la carga de trabajo.

Te invito a responder abajo a las siguientes preguntas que plantean Katzenbach y Smith para que logres identificar qué fase está atravesando tu equipo:

1 – ¿Tiene el grupo un tamaño suficientemente reducido?
(Hasta unas veinte personas).

2 – ¿Tiene niveles adecuados de habilidades complementarias que hayan sido detectadas?

3 – ¿Tiene el grupo un propósito amplio y con significado al que todos los miembros aspiran?

4 – ¿existe un conjunto específico de objetivos de rendimiento con el acuerdo de todos?

5 – ¿Se entiende el enfoque de trabajo y tiene el acuerdo unánime?
Supongo que si estás leyendo este artículo te interesa liderar un equipo de alto desempeño. Por lo tanto, es importante tener una visión clara del tipo de equipo que quieres desarrollar,

6 – ¿existe una responsabilidad mutuamente compartida sobre los resultados del equipo?

Al responder estas preguntas y comparar tus respuestas con una observación anterior, podrás identificar si tu equipo ya está funcionando como un equipo verdadero, o cuáles son aquellos aspectos en los que necesitan trabajar para avanzar en el proceso de consolidarse como un equipo de alto desempeño.

7 – ¿El equipo está en expansión con un propósito claro de multiplicación?

..

¿Para que vemos útil un abordaje de coaching de alto desempeño?

  • Para desarrollar una maestría en comunicación no verbal (gestual y postural).
  • Planificar acciones basadas en definir objetivos y programas de trabajo para lograrlos.
  • Descubrir y entrenar habilidades que exigen resultados críticos.
  • Ayuda a ubicar a las personas en la posición adecuada según sus habilidades.
  • Resuelve conflictos de relaciones y enseña a tratar con personas difíciles.
  • Maneja con excelencia las herramientas para influir sobre la gente logrando convencer.
  • Capacita en habilidades para dirigir procesos y personas.
  • Desarrolla habilidades emocionales, entrenando en el autocontrol de impulsos.
  • Motiva y despierta actitudes que conducen a la mejora en los resultados.
  • Gestiona armónicamente herramientas de Coaching Ontológico en los niveles 4 y 5
  • Genera hábitos que le permiten moverse en ambientes con crisis estructurales.
  • Resulta ideal para evolucionar de Jefe a Líder y de Líder a Coach.

Una compilación del Dr Fabián Sorrentino para el Entrenamiento de coaching y Mentoring.