Michael B. Beckwith es un ministro, autor y fundador del Centro Espiritual Internacional Agape en Beverly Hills, California.

Conocí a Michael gracias a un amigo que me llevó a Agape en 2015 mientras estudiábamos el libro del Curso de Milagros.

El encuentro con Michael fue muy poderoso. Su iglesia estaba llena de gente, salió repentinamente da una habitación, cruzó la libería del templo dónde me encontraba y vino directamente hacia mi como si me conociera. Me dijo con un alto grado de entusiasmo, Bienvenido hermano a la comunidad. Y de allí se fue directamente al escenario sin interruciones pasando rápidamente entre un gran grupo de gente.

Nunca olvidaré ese saludo afectuoso, y lo tengo presente como si ayer mismo hubiera sucedido.

Beckwith ya era en ese momento un líder del Nuevo Pensamiento, una corriente filosófica y religiosa que promueve el poder de la mente y el espíritu para crear la realidad. Y el Centro Espiritual Internacional Agape no era nuevo, ya que desde 1986 es una comunidad transdenominacional que ofrece servicios, programas y actividades para el desarrollo espiritual y social de sus miembros y de la sociedad.

La cara de Beckwith me resultaba conocida, aunque no podía reconocer de dónde, hasta que volviendo a ver el film el secreto pude darme cuenta que él, era uno de los maestros entrevistados.

Beckwith es autor de varios libros, entre ellos Liberación Espiritual, que ganó el Premio del Libro Nautilus de Oro en 2009, y TranscenDance, una colección de conferencias remezcladas con música electrónica. Y es cofundador de la Asociación para el Nuevo Pensamiento Global y copresidente de la Temporada para la No Violencia, junto con Arun Gandhi.

Aunque la experiencia de conexión musical que viví ese domingo fue indescriptible, nunca más volví a cruzarme con Michael hasta hace pocos días atrás cuando leí un texto de su autoría. En el mismo Michael presenta 4 niveles de conciencia en un camino de superación. Su síntesis podría ser: 1 Para mí (modo víctima) 2 por mí (etapa manifiesta) 3 a través de mí (siendo un canal 4 Como ël mi persona (soy eso en unidad con el todo). Como verás más adelante, su propuesta tiene varios puntos en común con las descripciones del Modelo MET. Aunque ambas teorías surgen de concepciones diferentes. Por el cual elijo ver este hecho como una nueva confirmación del nuestro y otros abordajes.

“La gratitud te coloca en el campo de la energía de la plenitud. Brilla con gratitud y mira cómo el temor y la alegría harán de ella su hogar.” Michael Beckwith

Como puedes haber leído en este artículo o en nuestro Manual del Mentor, nuestro modelo está basado en múltiples investigaciones de una disciplina que venimos concibiendo desde 1995 y que desde 2012 llamamos: Ontología de la Conciencia.
Dado nuestro férreo compromiso a disminuir la incongruencia y disonancia cognitiva que causamos constantemente en nuestras vidas, aquí les comparto una mirada de expansión de la conciencia que proponen ambas teorías.

Aclaración: En su artículo Michael refiriére a la conciencia en 4 Niveles, que en adelante llamaré fases para no confundir entre teorías.

Con el siguiente gráfico, desarrollado por el Dr Sorrentino, puede quedarte más claro algunos de los aspectos principales de nuestra cosmovisión superadora que atraviesa múltiples dimensiones.

Fase 1: Conciencia Pasiva

Según Beckwith este nivel se da cuando la persona cree que la vida es “algo que le ocurre”. Desde este punto de vista, estaríamos sujetos a factores externos que serían los que determinan el rumbo de la existencia. Por eso se llama conciencia pasiva.
Más adelante dice que en la conciencia pasiva, la persona no se percibe a sí misma como una causa, sino como un efecto del resto del mundo. Es como si la vida transcurriera de forma independiente a la voluntad y la única opción fuera tratar de adaptarse a lo ineludible. La queja es la única reacción posible ante esta concepción.

Esta descripción de la conciencia cabe en lo que el equipo de Sonría denomina como el Nivel 0 del MET o Nivel Introductorio en el que el Ser humano reconoce que su vida necesita de un cambio y va en busca de un basta, para retornar de la angustia a un estado de vitalidad (como la que puede haber experimentado en el pasado o de niño) y experimentar lo que llamamos: resiliencia operativa.

Me gustaría aclarar que este Nivel de Conciencia Pasiva no es el primero que concebimos en el Modelo MET. Antes de este, hay 4 Niveles (que en el gráfico vemos en color gris), llamados: Disputa, Contienda, Batalla y Guerra. Estos estados son producto de una Conciencia Reactiva o Mecánica.

Algunos autores hablan de la conciencia reactiva como Inconsciente. Pero nosotros preferimos usar ese concepto para toda esa memoria que está guardada en forma latente, de la que no somos conscientes. Pero que no adquiere un valor negativo.

En nuestros 4 niveles que bautizamos como Negativos, las personas se sienten atrapadas por su modelo mental, son víctimas de las circunstancias, viven llenas de sesgos cognitivos y reaccionando de forma impulsiva o pasiva ante las hechos. Hechos que pueden presentárseles como circunstancias externas o mejor concebidos como una creación propia.

Las personas que atraviesan este nivel de conciencia carecen de una visión clara de sus objetivos y sus capacidades, dejándose llevar por sentimientos tales como la frustración, el asco, la ira, acompañada simultáneamente por la culpa, el miedo y la tristeza y finalmente la negligencia total y la apatía.

Desde el plano del cuerpo a estos estados le sobreviene el programa de la enfermedad y la muerte. Y en el caso que estemos dispuestos a revertirlos sobreviene un primer estado de liderazgo y resiliencia operativa.

Fase 2: Conciencia en Control

Según Beckwith, la conciencia en control se refiere a quienes “hacen que la vida ocurra”. Esto significa que asumen una posición activa frente a la existencia, se plantean objetivos y luchan por conseguirlos.

No obstante, en este caso se trata sobre todo de una forma de conciencia guiada por la razón. Sigue siendo muy dependiente del mundo externo, ya que se enfoca hacia los logros que se puedan obtener en este. Predomina un deseo de querer controlarlo todo y, por lo mismo, no es extraño que haya ira y frustración en muchas ocasiones.

Este tipo de conciencia representa los Niveles 1 al 3 del Modelo MET asociados a la conciencia emocional, operativa y analítica. Son descriptos como niveles de Conciencia Individual. En busca de compromiso efectivos, relaciones empáticas y acciones pertinentes. Un nivel de coherencia básico como para establecer nuestros primeros resultados.

En estos estadíos las persona desarrollan su capacidad crítica y reflexiva, buscando comprender la complejidad y la diversidad del mundo. Son capaces de analizar las causas y las consecuencias de sus acciones, como aprender de sus errores y aciertos. Desde una mente abierta y curiosa, pero que puede caer en el escepticismo, la duda o la parálisis por el mismo análisis.

Consideramos que la mayor parte de los seres humanos, el 98% del tiempo estamos transitando según este estado de conciencia, que en el mejor de los casos nos conecta con los resultados buscados. Pero nunca logros que sirvan para el mayor bien, de la mayor cantidad de dinámicas.

Fase 3. Conciencia Abierta

Para Michael B. Beckwith la conciencia abierta es uno de los altos niveles de conciencia. Alude a las personas que logran que la vida ocurra a través de ellas. En este caso, se acepta la existencia de realidades más poderosas que la propia razón y voluntad, pero tal aceptación no lleva a frustrarse. Se parte de la idea de que hay situaciones incomprensibles y que estas también aportan sabiduría.

Quien alcanza este nivel de conciencia sabe que forma parte de una realidad mucho más amplia que su propio yo. Se siente parte de esa realidad y por lo mismo hace posible que se adopte una actitud humilde ante la adversidad. Hay paz interior y esta se entiende como una búsqueda constante de equilibrio entre los deseos propios y los límites de lo real.

Es lo que en el Modelo MET conocemos como los Niveles 4 y 5 de Conciencia Racional Proactiva o de Propósito o Conciencia Generativa. Representando el Nivel 4 la Reflexión y el Aprendizaje Comunitario, una ventana dimensional que separa los Niveles individuales de las Metacompetencias Ontológicas de carácter social. Esto se da cuando nacemos a una conciencia del tipo conceptual. Y el Nivel 5, propio de la Conciencia Sintética, donde se manifiestan la metacognición, la comunicación asertiva y  la gestión de equipos y el Liderazgo. Generando empresas con soluciones innovadoras y efectivas, desde una actitud flexible y adaptable, aunuque por momentos podamos caer en la ambigüedad, la indecisión y hasta la dispersión a causa del stress. Recomendamos Leer, la taxonomía de la Conciencia MET.

Según nuestras propias descripciones, son niveles dónde comenzamos a conectar con la propia esencia y el propósito (nuestra visión y misión personal), buscando expresarsarnos con autenticidad y originalidad. Y creando la propia realidad a partir de los sueños y valores, que provienen de nuestra capacidad crítica y reflexiva.

Fase 4: Conciencia Despierta

Beckwith dice que surge cuando alguien descubre que la vida no está fuera, ni en la propia voluntad, ni fluye a través de lo que se es, sino que él mismo es la vida. Es el más elevado de los niveles de conciencia y está presente en quienes han logrado “vaciar” interiormente y se permiten ser de forma plena. Lo que el Budismo reconoce como estado Zen de iluminación.

Se caracteriza por un estado de compenetración con todo lo que existe. Alguien con una conciencia despierta contempla el cielo y se convierte en cielo; o entra en contacto con una flor y asimila su naturaleza. Corresponde al máximo equilibrio y a la mayor paz espiritual.

Este nivel de conciencia es lo que en el Modelo MET reconocemos como Niveles 6 y 7 que representan la RSE y el Servicio y el Disfrute. El 6 lo asociamos a una Conciencia Social y Sistémica mientras el 7 refiere más a una Conciencia Transgeneracional, Creativa y Trascendente. En estos Niveles se integran la razón y la intuición y encontramos el equilibrio entre el hacer y el ser. Sintetizamos la información y las experiencias, generando contextos innovadores, colaborando y cooperando con otros. Son etapas dónde trascendemos el ego, ser facilitadores de la transformación del ser y nos fusionamos con la fuente universal de amor en conciencia plena. es por eso que experimentamos estados de paz, alegría y plenitud, manifestando nuestro potencial ilimitado y conciencia creativa en conexión plena con nuestra fuente de significación.

¿Cómo se llega a esos niveles de conciencia tan elevados? tanto para Michael B. Beckwith como para Fabián Sorrentino el camino comienza por tomar la responsabilidad de nuestra propia vida. Aprender a relacionarnos, actuar y elegir la respuesta que damos a las diferentes circunstancias. De ahí en más, y con la asistencia de la reflexión-meditación, comenzamos a avanzarse en ese camino hacia la plenitud.

Beckwith es uno de los maestros presentados en la película de 2006 «El Secreto» y el libro superventas del mismo nombre que siguió al filme. Linkedin.

El Dr Fabián Sorrentino es presidente de la Fundación Sonría y fundador de Sonría.University puedes encontrar su perfil en Linkedin.