La historia de los derechos humanos (DH) está constituida por una serie de decretos, cartas, actas y declaraciones que comienzan a tener una periodicidad continuada a partir del silo XVII. Pero su declaración no se hace visible hasta 1948  en las Naciones Unidas, con la Declaración Universal de los Derechos humanos.

Este progreso en la concepción y el sentido de las libertades humanas requirió de ciertas condiciones mínimas e imprescindibles para ser protegidos y garantizados.

Por ejemplo, en los Estados Unidos, el presidente Franklin D. Roosevelt propuso una 2da Carta de Derechos, en su discurso del Estado de la Unión el 11 de enero de 1944.

Eleanor Roosevelt levanta la Declaración Universal de los Derechos humanos en Español.

Pero no es hasta que aparece la figura del jurista checo Karel Vasak (primer Secretario General del Instituto Internacional de Derechos Humanos en Estrasburgo, Francia entre 1969 y 1980.) quién desde el Instituto Internacional de Derechos humanos en 1979, propuso una división que permanece vigente hasta hoy en día…

1ra generación:

Derechos civiles y políticos

Estos derechos tratan esencialmente de la libertad y la participación en la vida política. Son fundamentalmente civiles y políticos, y sirven para proteger al individuo de los excesos del Estado. Los derechos de primera generación incluyen, entre otras cosas, la libertad de expresión, el derecho a un juicio justo, la libertad de religión, y el sufragio.

Estos derechos fueron propuestos por primera vez en la Carta de Derechos de los Estados Unidos, y en Francia por la Declaración de los Derechos del Hombre y del Ciudadano en el siglo XVIII, y fueron consagrados por primera vez a nivel global por la Declaración Universal de los Derechos humanos de 1948 y dándole lugar en el derecho internacional en los artículos 3 al 21 de la Declaración Universal y en el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos. Fueron reconocidos fundamentalmente con la Revolución Francesa y la Declaración de los Derechos del Hombre y el Ciudadano.

2da generación:

Derechos económicos, sociales y culturales

Relacionados con la equidad. Comenzaron a ser reconocidos después de la 1ra Guerra Mundial. Son fundamentalmente sociales, económicos y culturales y aseguran a los diferentes miembros de la ciudadanía igualdad de condiciones y de trato.

Incluyen el derecho al empleo, vivienda, salud, educación, seguridad social y prestaciones por desempleo. Al igual que los derechos de 1ra generación, fueron incluidos en los artículos 22 al 27 de  la Declaración Universal de los Derechos humanos e incorporados en el pacto internacional de los Derechos Económicos, sociales y Culturales.

3ra generación:

Derechos de solidaridad y de los pueblos

Surgidos en los años 80, requieren de una serie de esfuerzos y cooperaciones a nivel planetario. Se vinculan con la solidaridad, cubriendo a los pueblos y a la humanidad entera (no meramente a los individuos), Buscando garantías para la humanidad vista como un todo.

Incluyen derechos heterogéneos que mejoran la calidad de vida, garantías frente a la manipulación genética, el derecho a la vida (refrendando la propuesta de la 1ra generación), solución de los problemas alimenticios, demográficos, educativos, ecológicos, de ambiente. Derechos del consumidor, etc.

Hacia una 4ta generación

Ampliando el esquema propuesto por Vasak, varios autores como David Vallespín Pérez,​ Franz Matcher, Antonio Pérez Luño,​ Augusto Mario Morello,​ Robert B. Gelman, Javier Bustamante Donas y Juan Carlos Riofrío Martínez-Villalba afirman que está surgiendo una cuarta generación de derechos humanos. Sin embargo, el contenido de la misma no parece ser claro para quiénes es importante que lo hagan.

Desde ya la propuesta no es única y ciertas propuestas parecen revalidar algunas propuestas en la tercera generación (como el derecho al medio ambiente o aspectos relacionados con la bioética).

Esta cuarta generación viene dada por los derechos humanos en relación con las nuevas tecnologías o derechos digitales, aquí expresados.

Otros señalan que el elemento diferenciador sería que, mientras las tres primeras generaciones se refieren al ser humano como miembro de la sociedad, los derechos de la cuarta harían referencia al ser humano en tanto que especie.

Finalmente hay autores que esquematizan las oleadas de derechos humanos en cinco generaciones. Así, Helio Gallardo defiende la existencia de cinco generaciones de derechos humanos,​ que identifica con las reivindicaciones de diferentes grupos sociales. Serían los derechos civiles y políticos, reclamados por la burguesía; los económicos, sociales y culturales, propios de los movimientos obreros y antiesclavistas; los derechos de los pueblos y sectores diferentes, incluyendo las luchas de descolonización y feministas; los ambientales, que define como derechos las generaciones futuras; y los relativos al control del cuerpo y la organización genética de uno mismo, enfrentados a la mercantilización del interior de la vida.

El aporte de nuestra comunidad

Como equipo, en SONRIA luego de plantear el tema, consideramos importante incluír las siguientes declaraciones:

˃ Los derechos de las personas que deben emigrar. Con esto nos referimos a los derechos a los refugiados y al asilo político.
˃ El derecho a la paz entre los pueblos y un desarrollo que nos permita vivir a una vida digna.
˃ El libre desarrollo de nuevas economías paralelas que nos permitan incrementar los ingresos por vía de los intercambios.
˃ El derecho a la libertad, la integridad física y cultural.
˃ El uso de los avances de las ciencias y la tecnología en función del aporte a la calidad de vida.

Este grupo de valores incentivan el progreso social y elevan el nivel de vida de todos los pueblos.