La higiene es el conjunto de conocimientos y técnicas que aplican los individuos para el control de los factores que ejercen o pueden ejercer efectos nocivos sobre la salud. La higiene personal es el concepto básico del aseo, de la limpieza y del cuidado del cuerpo humano. Son una serie de hábitos relacionados con el cuidado personal que inciden positivamente en la salud y que previene posibles enfermedades e infecciones; asimismo, es la parte de la medicina o ciencia que trata de los medios de prolongar la vida, y conservar la salud de las personas.

Revisemos 10 consejos para una correcta higiene personal y un buen descanso

1.- Una ducha diaria y después de hacer deporte (es mejor que el baño de inmersión)

¿Cuáles son las partes de su cuerpo a las que debemos prestar más atención? La cabeza, las axilas, el cuello, la zona genital, las rodillas y los pies son las partes que más suelen sufrir los efectos de la sudoración, aunque deben jabonarse bien todo el cuerpo. Después de hacer deporte o una actividad física moderada, buscar la ducha para eliminar los malos olores y el sudor.

Antes de ducharse prepararse personalmente la ropa, la toalla y todos los elementos necesarios para arreglarse después del baño (desodorante, peine, etc). Secarse bien después de salir del agua y repasar algunos puntos que pueden ser más delicados, como la limpieza de las uñas y los oidos es clave como hábito.

La higiene íntima es imprescindible para evitar infecciones, hongos o picores.

En el caso de la mujer debe lavarse más de dos veces al día y debe ser secada, sin frotar, desde delante hacia atrás para evitar infecciones por bacterias como la Escherichia coli. Esto puede hacerse en el bidet o bien utilizar las toallitas húmedas, para hacerlo de forma más práctica.

En el caso de los hombres, la limpieza también debe ser diaria, para evitar posibles infecciones.

2. – Cuidado del Cabello

Desde ya no es necesario lavarlo todos los días. La frecuencia del lavado del  cabello va a depender de la producción de grasa por parte del individuo. Aunque puede ser tan normal lavarse el cabello cada 6-7 días como a diario, es recomendable que se lave dos o tres veces por semana. Es mejor para el pelo y el cuero cabelludo que el agua que se use sea tibia.

Para prevenir la aparición de piojos en los niños, es necesario: cepillar y peinar todos los días el pelo, lavarlo regularmente (de una a tres veces por semana), evitar los intercambios de gorros y bufandas con otras personas y cambiar la ropa de cama una vez por semana como mínimo.

3.- Cuidado y Salud de Manos y Piés.

Por tema de Hongos, Infecciones, Verrugas Plantares, Excemas, Dermatitis, Pié plano o plantar juvenil, hiperhidrozis, pié de diabético, callos y durezas, sequedad de la piel, talones agrietados, ver este artículo.

4.- Antes de preparar y comer los alimentos

Siempre debemos lavarnos las manos, y después de estornudar, de ir al aseo, de tocar tierra o basura.

5.- Mantener siempre las uñas limpias y en perfecto estado.

Nada de morderse las uñas; es un hábito destructivo, además quedan estropeadas estéticamente. Lo mismo para las pieles y otros pellejitos de los dedos o las manos.

6.- La higiene bucal

Es muy importante a dos niveles: a efectos estéticos y a efectos de salud. Mantener una boca limpia es evitar problemas de caries, sarro y otros futuros problemas en la boca. Buscar cepillarse los dientes después de cada comida, y hacerlo de forma correcta.

El tipo de alimentación también tiene su influencia en la aparición de problemas en los dientes. Las dietas ricas en hidratos de carbono (azúcares) provocan más enfermedades bucodentales. Evitar las chucherias y la bollería industrial.

7. – Talcos, cremas hidratantes, desodorantes y fragancias

Talco en los espacios interdigitales (entre los dedos) y crema hidratante insistiendo en las zonas de fácil excoriación como talones, espalda, codos y glúteos.

8. – Ropa limpia

La ropa es como una capa más de piel que también acumula bacterias, tanto de nuestro cuerpo como del exterior. Además de la ropa interior, que debe cambiarse a diario, es recomendable cambiar de ropa frecuentemente, especialmente después de la ducha.

9. – Saunas y Baños Turcos

El proceso de tomar un baño turco es una variante húmeda de una sauna, pero está más relacionado con las prácticas de baño de los romanos. Tomar un baño turco primero exige la relajación en un cuarto (conocido como cuarto tibio) calentado con un flujo continuo de aire caliente que permite que el bañista respire libremente. Luego, pasan a un cuarto aún más caliente (conocido como cuarto caliente) antes de sumergirse en una piscina fría. Después de hacerse un lavado completo de cuerpo y recibir un masaje, finalmente se retiran al cuarto de enfriamiento para un período de relajación. A los visitantes se les da una tela, llamada futa, que se lleva alrededor de la cintura como un pareo, además de servir como toalla.

Hoy en día se ha desarrollado un importante crecimiento del turismo de descanso, lo que ha dado lugar a la aparición de nuevos baños al estilo árabe, en ciudades como Granada (Hammam Granada, y otros), CórdobaToledo, etc.

El sauna, por su parte, es un baño de vapor o sudoración que se realiza en un recinto a muy alta temperatura. La palabra puede ser utilizada tanto en femenino como en masculino. Dependiendo de la humedad relativa dentro del recinto la sauna puede ser húmeda o seca. La sauna húmeda, donde la temperatura no supera los 70 °C y la humedad relativa es muy alta, es conocida como baño turco. La sauna seca, con temperaturas entre los 80º y 90 °C y una humedad mínima, nunca superior al 20%, se la conoce como “sauna finlandesa” o simplemente “sauna”.

La sauna tiene efectos buenos sobre el organismo, al liberar, mediante sudoración, que suele ser abundante y rápida, toxinas y activar la circulación sanguínea. Siempre va acompañada con contrastes de temperatura, a la sesión de calor le sigue una de enfriamiento, que amplía los efectos de la sudoración. Se toma con fines higiénicos y terapéuticos.

Cuando se habla simplemente de “sauna” se hace referencia, normalmente, a la sauna seca. Tampere, la segunda ciudad más grande de Finlandia, ha sido declarada oficialmente como la “Capital mundial de la sauna”.

10.- La falta de descanso

Ya sea por una mala organización de la actividad cotidiana o por sueño insuficiente, repercute negativamente en el estado general del organismo e interfiere en la correcta coordinación de la áreas cerebrales que rigen la conducta y el funcionamiento de los distintos sistemas.

Reflexión Final:
El aseo corporal y el descanso serán asumidos, en la medida de lo posible y dependiendo de la valía de de la persona, ya que con ello se fomentan los autocuidados y la independencia.