¿Es posible reducir dos vocales iguales contiguas? ¿Puedo usar coperar, coperativa y coperante? Antes de pasar a responder estas dos interrogantes, cabe aclarar que son muy pocas las palabras que en español presentan dos vocales iguales contiguas: leer, Saavedra, chiita… Algunas son cultismos grecolatinos y otras son voces compuestas o derivadas en las que el elemento antepuesto termina con la misma vocal con la que empieza la base; es el caso, por ejemplo, de co– + operar.

Ahora bien, a la primera pregunta responderemos que sí, pues la presencia de dos vocales iguales contiguas suelen articularse en la lengua oral como si fuese una sola; por esta razón se recoge en la Ortografía de la lengua española (2010: 164) que «es frecuente y admisible la reducción gráfica de las dos vocales a una sola»; esto ocurre, en portaaviones (porta + aviones) y en sobreesdrújula (sobre + esdrújula). En ambas, «por articularse normalmente una única vocal, no solo es admisible, sino recomendable el uso de la variante gráfica simplificada»: portaviones y sobresdrújula.

La Academia precisa que para que esto ocurra, es importante primero «que se haya generalizado en el habla la simplificación articulatoria» y «que la palabra resultante siga siendo reconocible y, por tanto, su significado fácilmente deducible». Así pues, no resultan extrañas voces como antimperialismo, microrganismo, sobresdrújula, portaviones, decimoctavo, monóculo, monóxido, euroccidental, ginecobstetricia, radioyente…

Sin embargo, también afirma que la reducción no será posible «si, de producirse, el término resultante viene a coincidir con otro ya existente de distinto significado» no podemos simplificar reemitir (‘volver a emitir’) a remitir (del latín remittĕre, ‘enviar’, ‘diferir’, ‘perder intensidad’…). Tampoco es posible «cuando la vocal por la que comienza la palabra base es en sí misma un prefijo: ultraamoral (ultra + amoral), semiilegal (semi + ilegal)» (Ortografía de la lengua española, 2010: 165).

En relación con la segunda pregunta, tenemos que las palabras formadas con el prefijo co y bases que comienzan también por -o (cooficial, cooperar, coordenada, coordinación…) sí pueden someterse a la simplificación. En la normativa citada (2010: 171) se señala que «no serían censurables, de acuerdo con las reglas generales anteriormente expuestas»: coperar, coperante, coperativa, cordinación, cordinar, cordinadamente, cordenada, etc. «a pesar de su escasa documentación frente a las grafías que mantienen la doble “o” etimológica». Así que ya lo sabe estimado lector, si se trata de cooperar, también puede coperar.

Por , Universidad de Piura, publicado el 23 de junio de 2014

Según un aporte de Moriss del 27 de Junio del 2014 “Las palabras formadas con el prefijo co- y bases que comienzan también por -o (cooficial, cooperar, coordenada, coordinación…) sí pueden someterse a la simplificación en una sola vocal.
En la Ortografía de la lengua española (2010: 171) se señala que «no serían censurables, de acuerdo con las reglas generales expuestas»: coperar, coperante, coperativa, cordinación, cordinar, cordinadamente, cordenada, etc. «a pesar de su escasa documentación frente a las grafías que mantienen la doble “o” etimológica». Así que ya lo saben, si se trata de cooperar, también se puede coperar”.

Cuando a un concepto le ha llegado la hora comienza a aparecer en la comunicación de los pueblos. Tal es el caso de la coperación o cooperación, como vos elijas escribirlo después de leer este artículo.

Nótese que esta supuesta pandemia está cobrando sentido con sentimientos como estos a través de todas las redes sociales. Mi forma de titularlos sería: Te amo, con una amor comunitario de confluencia de corazones y Fuerza, como simbolo de alineto, de que si coperamos juntos podemos trascender esto y más.

Compilación y opinión final de Fabián Sorrentino para los estudiantes de la carrera de Mentoring. Este material es anexo al Manual del Mentor, edición 2020