¿Qué principios morales y éticos están en juego en la relación con nosotros mismos y entre las personas? ¿En función de que te estás moviendo: de las normas establecidas, de las disquisiciones morales, de los principios éticos, de determinados Valores, de las virtudes humanas o discerniendo que conductas y pensamientos manifiestan los Frutos del Espíritu?

En todos los casos, los resultados a los que arribes serán completamente diferentes. Es por eso que para una práctica bioética efectiva necesitamos revisar cada uno de los conceptos expresados en el gráfico que está mas adelante.

La bioética: Un campo en constante expansión

La bioética no se define como una ciencia precisa, sino como un espacio dinámico que abarca una amplia gama de preguntas y desafíos relacionados con la vida. Desde su surgimiento en la década de 1970, su enfoque ha evolucionado desde un énfasis inicial en la medicina y las biotecnologías, hasta abarcar temas como el cuidado de los animales, la protección del medio ambiente, las políticas de salud y la creación de normas legales.

Lo que distingue a la bioética de la ética médica tradicional es su respuesta al avance tecnológico. Este progreso ha generado una serie de situaciones sin precedentes que exigen tomar decisiones para las que no existen reglas claras en la ética tradicional. La complejidad de estas situaciones también juega un papel importante.

En este contexto, la bioética se convierte en un modelo de cómo debería ser la ética en una sociedad tecnológica: una búsqueda constante del equilibrio entre la tecnología y la conciencia moral. Al reconocer esta característica fundamental, podemos identificar un marco epistemológico propio de la bioética, basado en un enfoque interdisciplinario y sistémico, capaz de abordar la complejidad de los dilemas que enfrenta.

Esta perspectiva holística permite a la bioética conectar diferentes niveles de análisis, desde lo simple hasta lo complejo, y aprovechar de manera constructiva las diversas doctrinas y culturas que coexisten en un mundo globalizado.

En resumen, la bioética es un campo en constante expansión que busca brindar respuestas éticas a los desafíos emergentes en un mundo cada vez más complejo e interconectado.

¿Qué conflictos éticos y dilemas morales busca resolver?

Su objetivo principal es promover los principios éticos y valores para la correcta interacción del ser humano con la vida, tanto en relación con sus semejantes como con otros seres vivos³. Sin embargo, muchos de nosotros somos conscientes que este camino no alcanza para resolver el dilema y los resultados están a la vista.

Hoy vivimos en plena «era de la controversia«. Todo avance a nivel científico trae aparejado un conjunto de controversias. Es por eso que requerimos replantearnos un tipo de bioética alineada con los principios espirituales. Ya que como enseñaba Einstein no podemos resolver los conflictos en el mismo nivel de conciencia en el que fueron creados.

Como investigador cristiano, mi compromiso es reconocer en que se diferencia una propuesta bioética secular de una propuesta basada en la Fe. A partir de allí, podemos elegir lo que más nos hace sentido, acorde a los principios que cada uno práctica en su vida.

  • La bioética cristiana se basa en la lectura interpretativa de las Sagradas Escrituras. La secular en la razón y la ética humanista.
  • Suponiendo que ambos enfoques operan coherentemente, están buscando encontrar respuestas a los dilemas éticos que plantea la ciencia y la tecnología en relación con la vida humana.
¿Cuáles son los principios fundamentales de la bioética cristiana?
  • La dignidad de la persona humana, creada a imagen de Dios.
  • El derecho a la vida desde la concepción hasta la muerte natural.
  • La solidaridad con los más vulnerables.
  • La responsabilidad por el cuidado del medio ambiente.
Algunos de los temas que aborda la bioética cristiana
  • El valor de la vida humana: La vida humana es sagrada y comienza en la concepción.
  • La mayordomía: Los seres humanos son mayordomos de Dios y deben cuidar su cuerpo, mente y espíritu.
  • El amor al prójimo: Los seres humanos deben tratarse con amor y compasión.
  • La justicia social: Los seres humanos deben trabajar por un mundo más justo y equitativo.
  • El aborto: un enfoque cristiano se opone al aborto, excepto en casos de violación, incesto o cuando la vida de la madre está en peligro.
  • La eutanasia: un enfoque cristiano se opone a la eutanasia y al suicidio asistido.
  • Derechos de los ancianos y cuidados paliativos: Asegurar que los ancianos reciban el respeto y la atención adecuada, y promover cuidados paliativos que respeten la vida hasta su fin natural.
  • La investigación con embriones humanos: un enfoque cristiano se opone a la investigación con embriones humanos que implique su destrucción.
  • La manipulación genética: un enfoque cristiano tiene una visión cautelosa de la manipulación genética, y solo la apoya cuando se utiliza para curar enfermedades.
  • La distribución de recursos sanitarios: un enfoque cristiano cree que todos los seres humanos tienen derecho a la atención médica.
  • El cuidado del medio ambiente: un enfoque cristiano cree que los seres humanos deben cuidar el medio ambiente para las generaciones futuras.
Nuevos escenarios en los que nos comprometemos como fundación, a hacer foco:
  • Integridad de la Creación: Más allá del cuidado del medio ambiente, se puede profundizar en la responsabilidad de proteger la diversidad de la vida y oponerse a prácticas que puedan llevar a la extinción de especies.
  • Tecnologías emergentes: Evaluar éticamente los sistemas abiertos y las implicaciones de las nuevas tecnologías, como la inteligencia artificial y la robótica, especialmente en términos de dignidad humana y trabajo.
  • Desigualdades en salud global: Abogar por un acceso más equitativo a tratamientos y vacunas, especialmente en países en desarrollo.
  • Educación y formación en bioética: Fomentar la educación en bioética desde una perspectiva cristiana para formar profesionales y líderes con valores sólidos.
  • Diálogo interreligioso e intercultural: Participar en conversaciones con otras tradiciones religiosas y culturales para encontrar terrenos comunes en temas bioéticos. No es necesario conciliar en aspectos doctrinarios. Sino trabajar en línea con el mensaje bíblico del 3er Angel.
  • Salud mental y espiritual: Poner mayor énfasis en la salud mental y espiritual como parte integral del bienestar humano.
  • Economía y salud: Operar sobre las decisiones económicas afectan la salud y el bienestar de las poblaciones, promoviendo una economía más justa y solidaria.
  • Bioética en situaciones de crisis: Desarrollar guías éticas para responder a crisis humanitarias, pandemias y desastres naturales.
¿Es importante una bioética relacionada a la Fe?
  • Sí, es importante porque ofrece una perspectiva única sobre los dilemas éticos que plantea la ciencia y la tecnología.
  • Esta perspectiva se basa en el mensaje de las Sagradas Escrituras, que ofrecen una visión integral del ser humano y de su lugar en el mundo.
  • La bioética basada en los principios de la Fe puede ayudar a las personas a tomar decisiones éticas informadas y responsables.
¿Es la bioética basada en la Fe una opción para todos?

No, esta no es una opción para todos. Las personas que no participen de la misma fe podrían no estar de acuerdo con sus principios fundamentales y así quedar fuera de algo tan importante que hoy es necesario prestar atención. Sin embargo, un enfoque cristiano puede ofrecer una perspectiva valiosa a cualquier persona que esté interesada en encontrar respuestas a los dilemas éticos que hoy plantea la ciencia y la tecnología.

Ahora, para comprender mejor la relación entre la Bioética y las distinciones que son necesarias concientizar para el Liderazgo en servicio, consideremos los conceptos expresados en el siguiente grafico:

.

Estos conceptos pretenden ser un puente entre la razón y la acción, promoviendo una interacción adecuada entre los seres humanos y la vida en todas sus formas³. Algunas conexiones expresadas en la tabla:

Relación entre la Bioética y la Moral:

La moral se refiere a las creencias y prácticas de primer orden que guían las acciones y juicios sobre lo que es correcto o incorrecto, bueno o malo.

La bioética incorpora la visión y los valores éticos al tomar decisiones en campos científicos, políticos, tecnológicos y filosóficos relacionados con la biología¹.

La ética es una reflexión sobre la moral. Como ciencia, se basa en la investigación de la conducta humana para explicar las reglas morales de manera racional y fundamentada. Provee la base teórica para valorar por qué algo es funcional o disfuncional a la vida¹.

Su relación con los Valores:

La bioética considera los valores éticos al abordar problemáticas relacionadas con la biología y la salud. Estos valores influyen en las decisiones sobre la atención médica y la investigación en salud².

El gran tema con los valores es que como pertenecen a la esfera de los seres humanos, los mismos van cambiando todo el tiempo. Por lo tanto es necesario establecer un espectro de valores que estén 100% vinculados a los principios. Para poder ver la relevancia de este tema sobre los valores te recomiendo este artículo. Junto a la Taxonomía de los Valores MƐT®.

Su relación con los Principios:

La bioética laica se fundamenta en estos cuatro principios clave:
1 – Respeto a la Autonomía: Se debe respetar la libertad de elección y decisión de las personas.
2 – Beneficencia: Relaciona costos y beneficios en acciones y decisiones, priorizando el beneficio individual y evitando daños a terceros.
3 – No Maleficencia: Prohíbe acciones con efectos negativos en los ámbitos en los que actúa la bioética.
4 – Justicia: Busca la equidad y la repartición justa de responsabilidades en decisiones bioéticas².

Ahora procederé a reformular estos 4 principios bioéticos desde una llamada a la acción de la Fe, basándome en los libros sagrados y los escritos de la autora Elena G. de White.

1 – Ejercer nuestro Libre Albedrío:

Ese primer principio que la bioética planteado en el marco laico como (respeto a la autonomía) enfatiza la libertad individual, enmarcándola en la responsabilidad de seguir los principios que hacen a la voluntad de Dios sobre nuestras vidas.

En términos de la Fe, podríamos traducirlos de esta forma:

  • Autonomía con responsabilidad: Reconociendo la libertad de elección personal con sabiduría y discernimiento. Quedando definido así el termino «respons-habilidad» en su mayor esplendor: «Habilidad para Responder».
    .
  • Sumisión a Su Voluntad: Hacer todas nuestras elecciones buscando la voluntad de Dios, priorizando valores como el amor, la compasión y el servicio al prójimo. De otra forma no estaremos eligiendo, solo estaríamos decidiendo entre el conjunto de propuestas que encontramos disponibles en el mundo. Y los resultados estan a la vista. La propuesta es ir por un mayor nivel de conciencia basado en las ciencias de lo Alto.
    .
  • Confianza en Su providencia: Reconociendo la soberanía de Dios y confiando en su guía para asumir esas elecciones.
Fundamentos judeocristianos que respaldan este postulado:

Imago Dei (Imagen de Dios): La creencia de que los seres humanos son creados a imagen y semejanza de Dios, lo que les confiere dignidad intrínseca y la capacidad de tomar decisiones morales. “Y creó Dios al hombre a su imagen, a imagen de Dios lo creó; hombre y mujer los creó.” (Génesis 1:27)1

Libre Albedrío: La doctrina del libre albedrío sostiene que los seres humanos tienen la capacidad de elegir entre el bien y el mal, lo que implica responsabilidad en sus acciones. “Honra a tu padre y a tu madre; y amarás a tu prójimo como a ti mismo.” (Mateo 19:19)

Ley Moral Universal: La existencia de una ley moral escrita en el corazón de cada persona, que guía la conciencia y las decisiones éticas. “Honra a tu padre y a tu madre; y amarás a tu prójimo como a ti mismo.” (Mateo 19:19)

Santidad de la Vida: El valor supremo de la vida humana, que debe ser protegida y respetada desde la concepción hasta la muerte natural. “No matarás.” (Éxodo 20:13)

Principio de la Mayordomía: La enseñanza de que los seres humanos deben cuidar la creación de Dios, incluyendo sus propios cuerpos y el mundo que les rodea. “El cielo es el cielo de Jehová; Pero la tierra la ha dado a los hijos de los hombres.” (Salmos 115:16)

Amor al Prójimo: El mandamiento de amar al prójimo como a uno mismo, implica actuar con compasión y buscar el bienestar de los demás. “Amarás a tu prójimo como a ti mismo.” (Levítico 19:18)

Justicia Social: La búsqueda de la justicia y la equidad, defendiendo los derechos de los pobres, los marginados y los oprimidos. “Reprended al opresor; defended al huérfano; abogad por la viuda.” (Isaías 1:17)

Sentido de la Santidad: La llamada a vivir una vida santa y apartada para Dios, reflejando su carácter en todas las áreas de la vida. “Sed santos, porque yo soy santo.” (1 Pedro 1:16)

Sabiduría y Discernimiento: La importancia de buscar la sabiduría y el discernimiento de Dios para tomar decisiones éticas y morales. “Si alguno de vosotros tiene falta de sabiduría, pídala a Dios, que da a todos abundantemente y sin reproche, y le será dada.” (Santiago 1:5)

Soberanía de Dios: El reconocimiento de que Dios es soberano sobre todas las cosas y que su voluntad es suprema, lo que debe guiar la toma de decisiones humanas. “Porque de él, y por él, y para él, son todas las cosas. A él sea la gloria por los siglos. Amén.” (Romanos 11:36).

Algunos fundamentos encontrados en los escritos de Elena G de White
En este caso se trata de dos libros:

  1. “El cuerpo tiene que ser puesto en sujeción. Las facultades superiores de nuestro ser deben gobernar. Las pasiones han de obedecer a Dios. El poder soberano de la razón, santificado por la gracia divina, debe dominar en nuestra vida.” (Fuente: La Temperancia)
  2. «Dios nos ha dado la facultad de elegir; pero no nos ha dado la facultad de elegir las consecuencias de nuestras elecciones.» (El Ministerio de Curación, p. 126).
  3. «El que se entrega a Dios… halla la libertad verdadera, la más amplia, la más noble.» (El Camino a Cristo, p. 31).
  4. “Deseo hablar con mis hermanos que ocupan puestos de confianza. […] Los dirigentes deben tener autoridad, pero nunca han de usarla como un poder que les permita negar la ayuda a los necesitados y desamparados. Nunca debe ejercerse para desalentar o deprimir a un alma en apuros.” (Fuente: Principios para líderes cristianos)
  5. “En la formación del carácter, ninguna influencia cuenta tanto como la del hogar. La obra del maestro debería complementar la de los padres, pero no ocupar su lugar. En todo lo que se refiere al bienestar del niño, los padres y maestros deberían esforzarse por cooperar.” (Fuente: La Educación).

2 – El Amor Cristiano en Acción:

Promueve el bienestar integral de la persona y la comunidad, motivado por el amor al prójimo y el deseo de servir a Dios.

  • Promoción del bienestar integral: Se busca el bienestar físico, mental, espiritual y social del individuo y la comunidad.
  • Cuidado del cuerpo como templo del Espíritu Santo: Se reconoce la importancia de cuidar el cuerpo como un regalo de Dios y un templo del Espíritu Santo.
  • Altruismo y sacrificio: Se motiva el actuar con generosidad, buscando el bien de los demás antes que el propio.
    .
Fundamentos judeocristianos que respaldan este postulado:

Amor al prójimo: “Amarás a tu prójimo como a ti mismo” (Levítico 19:18).

Servicio y humildad: “El mayor entre vosotros será vuestro servidor” (Mateo 23:11).

Compasión: “Sed compasivos, como también vuestro Padre es compasivo” (Lucas 6:36).

Cuidado de los necesitados: “Porque tuve hambre, y me disteis de comer; tuve sed, y me disteis de beber” (Mateo 25:35).

Generosidad y compartir: “El que tiene dos túnicas, comparta con el que no tiene; y el que tiene comida, haga lo mismo” (Lucas 3:11).

Salud y cuerpo como templo: “¿No sabéis que sois templo de Dios y que el Espíritu de Dios habita en vosotros?” (1 Corintios 3:16).

Bienestar integral: “Amado, yo deseo que tú seas prosperado en todas las cosas y que tengas salud, así como prospera tu alma” (3 Juan 1:2).

Justicia y equidad: “Practicad la justicia, amad la misericordia, y andad humildemente con vuestro Dios” (Miqueas 6:8).

Sacrificio y entrega: “Nadie tiene amor más grande que este, que uno ponga su vida por sus amigos” (Juan 15:13).

Vida en comunidad y unidad: “Y todos los que habían creído estaban juntos y tenían en común todas las cosas” (Hechos 2:44).

A estos versículos me gustaría sumar el mensaje de dos libros de la autora Elena G de White: El Discurso Maestro de Jesucristo, p. 43 y sus textos sobre Temperancia. (podrá encontrar estos link en los recursos de Bioetica al final del artículo)

  1. El amor, un principio divino y eterno: El amor es el principio de acción que modifica el carácter y domina las pasiones. «El que ama a Dios amará también a su prójimo.» (Consejos sobre la Salud, p. 481)
  2. Es diferente de cualquier otro principio: El amor puro es sencillo en sus manifestaciones y distinto de cualquier otro principio de acción.
  3. Una planta delicada que debe ser cultivada: El amor es una planta tierna que debe ser cultivada y apreciada.
  4. El sustituto de Satanás: Por la desobediencia, el egoísmo reemplazó al amor.
  5. El amor brota espontáneamente cuando el yo se oculta: El verdadero amor brota cuando el yo se oculta en Cristo.
  6. El amor no es un impulso sino un principio divino: Un supremo amor a Dios y un amor abnegado hacia nuestros semejantes es el mejor don que nuestro Padre celestial puede conferirnos.
  7. El amor, una fuerza intelectual y moral: El amor es poder.
  8. El amor debe ser probado: El afecto debe ser probado y crecer en fuerza y profundidad.
  9. El enemigo procurará separarlos: Satanás intenta enajenar a quienes unieron sus intereses en un pacto solemne delante de Dios.
  10. Un esposo que callaba sus afectos: Una casa donde reina el amor y se expresa en palabras, miradas y actos es un lugar donde los ángeles se deleitan en manifestar su presencia.

3 – El Cuidado del templo del Espíritu Santo:

Se enfoca en evitar el sufrimiento y cuidar el cuerpo como un regalo de Dios y templo del Espíritu Santo.

  • Prevención del daño y el sufrimiento: Se busca evitar cualquier acción que pueda causar daño físico, mental o espiritual a otros.
  • Cuidado del prójimo como a uno mismo: Se aplica el principio de la «regla de oro» de tratar a los demás como uno mismo quiere ser tratado.
  • Promoción de la sanación y el cuidado: Se busca aliviar el sufrimiento y promover la salud integral.
    .
Fundamentos judeocristianos que respaldan este postulado:

Respeto por la vida: “No matarás” (Éxodo 20:13).

Cuidado de uno mismo: “Amarás a tu prójimo como a ti mismo” (Levítico 19:18).

Evitar causar daño: “No hagas a los demás lo que no quieras que te hagan a ti” (Tobit 4:15).

Promoción de la salud: “Que todas tus fuentes estén en ti” (Proverbios 5:18).

Sanación y cuidado: “Yo soy el Señor, tu sanador” (Éxodo 15:26).

Compasión y misericordia: “Sed misericordiosos, como también vuestro Padre es misericordioso” (Lucas 6:36).

Alivio del sufrimiento: “Cargaos los unos a los otros, y así cumplid la ley de Cristo” (Gálatas 6:2).

Integridad física y espiritual: “Glorificad, pues, a Dios en vuestro cuerpo” (1 Corintios 6:20).

Protección del débil: “Defiende la causa del huérfano, aboga por los derechos de la viuda” (Isaías 1:17).

Vida en abundancia: “He venido para que tengan vida, y para que la tengan en abundancia” (Juan 10:10).

En mi reciente investigación sobre los 8 remedios naturales me encontré con el principio de la Temperancia, de la autora: Elena G de White. Les comparto algunas perlitas basadas en los mensajes biblicos que aportan a este principio del cuidado del cuerpo y Templo del Espíritu Santo.

  1. El Cuerpo como Templo: Elena de White enfatiza que nuestro cuerpo es un regalo de Dios y debe ser tratado con respeto y cuidado. Como un templo del Espíritu Santo, debemos mantenerlo en buenas condiciones físicas, mentales y espirituales. «El cuerpo es el templo del Espíritu Santo… debemos procurar conservarlo en la mejor condición posible.» (Consejos sobre la Salud, p. 48)
  2. Prevención del Daño: Se nos insta a evitar cualquier acción que pueda causar daño a nosotros mismos o a otros. Esto incluye no solo el daño físico, sino también el emocional y espiritual.
  3. Cuidado del Prójimo: Aplicando el principio de la “regla de oro”, debemos tratar a los demás como deseamos ser tratados. Esto implica mostrar compasión, empatía y cuidado hacia quienes nos rodean.
  4. Promoción de la Sanación: Elena de White aboga por aliviar el sufrimiento y promover la salud integral. Esto incluye no solo la curación física, sino también la sanidad emocional y espiritual.
  5. Hábitos Saludables: Se nos anima a adoptar hábitos saludables, como una buena alimentación, ejercicio regular y descanso adecuado. Estos hábitos contribuyen al bienestar general del cuerpo y la mente.
  6. Evitar Excesos: Elena de White advierte contra los excesos en cualquier área de la vida, ya sea en la alimentación, el trabajo o el entretenimiento. El equilibrio es esencial para mantener la salud y el bienestar. «Es un deber cristiano evitar todo lo que pueda debilitar las facultades físicas, mentales y morales.» (Consejos sobre la Salud, p. 126)
  7. Autodisciplina: La autodisciplina es crucial para cuidar el templo del Espíritu Santo. Esto implica resistir las tentaciones y mantenernos alejados de hábitos perjudiciales.
  8. Descanso y Recuperación: Reconocer la importancia del descanso y la recuperación. El cuerpo necesita tiempo para sanar y restaurarse, tanto física como mentalmente.
  9. Conciencia Espiritual: El cuidado del templo del Espíritu Santo no se limita solo al aspecto físico. También debemos cultivar nuestra vida espiritual, nutriendo nuestra relación con Dios y buscando su guía en todas las áreas de la vida.
  10. Gratitud y Responsabilidad: Reconocer el cuerpo como un regalo divino nos lleva a ser agradecidos y responsables. Debemos usar nuestras facultades con sabiduría y gratitud, reconociendo que somos mayordomos de lo que Dios nos ha dado.

¿Puedes percibir sentido en estas palabras para tu vida? El cuerpo, la mente y el alma son una unidad indivisible que requiere de un cuidado multifuncional. Para profundizar en estos principios puedes revisar el mensaje del 3er Angel y la Reforma Pro Salud.

4 – Igualdad de oportunidades y compasión en la sociedad:

Defiende la equidad en la atención médica y la construcción de una sociedad donde la justicia y la compasión sean valores fundamentales, siguiendo el ejemplo de Cristo.

  • Equidad y acceso a la atención médica: Se defiende la igualdad de oportunidades en la atención médica para todos, sin importar su condición social o económica.
  • Solidaridad con los más vulnerables: Se prioriza la atención a los más desfavorecidos y marginados de la sociedad.
  • Promoción de una sociedad justa y compasiva: Se busca construir una sociedad donde la justicia y la compasión sean valores fundamentales.
    .
Fundamentos judeocristianos que respaldan este postulado:

Equidad y Justicia: “No pervertirás la justicia; no harás acepción de personas, ni tomarás soborno” (Deuteronomio 16:19).

Cuidado de los Vulnerables: “Levanta tu voz por los que no tienen voz, por el derecho de todos los desvalidos” (Proverbios 31:8).

Compasión: “Porque tuve hambre, y me disteis de comer; tuve sed, y me disteis de beber; era forastero, y me recogisteis” (Mateo 25:35).

Solidaridad: “Llevad los unos las cargas de los otros, y cumplid así la ley de Cristo” (Gálatas 6:2).

Amor al Prójimo: “Amarás a tu prójimo como a ti mismo” (Levítico 19:18).

Justicia Social: “Aprended a hacer el bien; buscad la justicia, reprended al opresor; defended al huérfano, abogad por la viuda” (Isaías 1:17).

Acceso a la Atención Médica: “Si alguno de tus hermanos… está necesitado en alguna de tus ciudades, no endurecerás tu corazón, ni cerrarás tu mano a tu hermano pobre” (Deuteronomio 15:7).

Defensa de los Derechos: “Abre tu boca, juzga con justicia, y defiende los derechos del afligido y del necesitado” (Proverbios 31:9).

Hospitalidad: “No olvidéis la hospitalidad, porque por ella algunos, sin saberlo, hospedaron ángeles” (Hebreos 13:2).

Promoción de la Paz y la Justicia: “Bienaventurados los pacificadores, porque ellos serán llamados hijos de Dios” (Mateo 5:9).

Algunos fundamentos encontrados en los escritos de Elena G de White

  1. Atención médica equitativa: Elena G. de White abogó por la igualdad de oportunidades en la atención médica. Según sus enseñanzas, todos deberían recibir atención sin importar su condición social o económica.
  2. Solidaridad con los vulnerables: La autora enfatizó la importancia de priorizar la atención a los más desfavorecidos y marginados de la sociedad. Esto incluye brindar apoyo a los necesitados y mostrar compasión hacia quienes enfrentan dificultades.
  3. Justicia y compasión como valores fundamentales: Elena G. de White promovió la construcción de una sociedad basada en la justicia y la compasión. Estos valores deben guiar nuestras acciones y relaciones con los demás.
  4. Cuidado de los enfermos: La autora instó a cuidar a los enfermos y necesitados, mostrando compasión y empatía. La atención médica y el apoyo deben ser accesibles para todos, sin excepción.
  5. Ayuda a los menos afortunados: Elena G. de White alentó a ayudar a quienes enfrentan dificultades, ya sea en el ámbito de la salud o en otras áreas de la vida. La compasión y la solidaridad deben ser parte integral de nuestra sociedad.
  6. Trato justo y sin prejuicios: La autora abogó por tratar a todas las personas con igualdad y sin prejuicios. Esto incluye la atención médica, pero también se extiende a todas las esferas de la vida. «Todos somos hermanos, miembros de una misma familia, hijos del mismo Padre.» (Consejos sobre la Salud, p. 482)
  7. Promoción de la igualdad: Elena G. de White creía que todos debían tener igualdad de oportunidades, independientemente de su origen, raza o posición social. Esto se aplica tanto a la atención médica como a otros aspectos de la vida.
  8. Compasión hacia los marginados: La autora exhortó a mostrar compasión hacia aquellos que a menudo son marginados o excluidos. Esto incluye a los enfermos, los pobres y los desfavorecidos. «Debemos procurar aliviar los sufrimientos de la humanidad.» (El Ministerio de Curación, p. 104)
  9. Responsabilidad social: Elena G. de White consideraba que la sociedad en su conjunto tenía la responsabilidad de cuidar a los necesitados. La compasión y la justicia deben ser valores compartidos por todos.
  10. Modelo de Cristo: Finalmente, la autora enfatizó que debemos seguir el ejemplo de Cristo en nuestras acciones. Jesús mostró compasión, igualdad y amor hacia todos, y debemos hacer lo mismo en nuestra sociedad.

A mi manera de ver, todos los escritos de Elena G. de White con que me fui topando:

  • Integran la libertad individual con la responsabilidad moral y la búsqueda de la voluntad divina.
  • Promueven el bienestar integral del individuo y la comunidad, incluyendo la salud física, mental, espiritual y social.
  • Enfatizan la prevención del daño y el sufrimiento, el cuidado del prójimo y la promoción de la sanación.
  • Defienden la justicia social, la equidad y el acceso a la atención médica para todos.

En resumen, esta forma de bioética se nutre de todos los aspectos que figuran en el grafico: la moral, la ética, los valores y los principios para abordar cuestiones éticas en el contexto de la biología y la salud, siempre que estos conecten con los Frutos del Espíritu.

Los principios de la bioética y el mensaje del tercer ángel

Apocalipsis 14 nos advierte contra la adoración de la bestia y su imagen, y una llamada a seguir los mandamientos de Dios y la fe de Jesús. Este mensaje enfatiza la importancia de la elección y la adoración correctas, lo que puede relacionarse con el principio bioético del respeto a la autonomía, que valora la libertad de elección y decisión de las personas (libre albedrío, como definimos en la fe).

Este mensaje habla de «la ira de Dios» contra aquellos que no siguen sus mandamientos. esto se vincula directamente con el principio de no maleficencia, que busca evitar el daño en las personas. En el contexto de la bioética, este principio se traduce en evitar acciones con efectos negativos en la salud y la vida. Algo que parece no estar dándose y por eso elijo rebautizar a esta generación como «la era de la controversia».

El principio de beneficencia, que busca maximizar los beneficios y minimizar los daños, también puede encontrar un paralelo en el mensaje del tercer ángel, en el sentido de que se promueve el bienestar espiritual al seguir los mandamientos divinos.

Por último, el principio de justicia, que busca la equidad y la distribución justa de los recursos, puede reflejarse en la idea de que todos tienen la oportunidad de recibir el mensaje de salvación y ser tratados con justicia ante la segunda venida de Jesús.

En resumen, aunque el mensaje del tercer ángel y los principios de la bioética pertenecen a esferas diferentes, (espiritual y ético-científica), ambos comparten su foco en los principios definidos por la bioética.

La bioética camino al futuro: desafíos y oportunidades

1. Desigualdades:

La pobreza y la injusticia limitan el acceso a los avances biomédicos, por lo que se requiere un compromiso con la justicia social para una bioética equitativa.

Ejemplos:
– Falta de acceso a medicamentos esenciales en países en desarrollo.
– Discriminación en la atención médica basada en el género, la raza o la clase social.

2. Avances científicos y tecnológicos:

La biotecnología, la nanotecnología y la IA plantean nuevos desafíos éticos. en función de eso, la bioética debe adaptarse para abordar estos desafíos.

Ejemplos:
– Edición genética y el potencial de crear «bebés de diseño».
– Implicaciones éticas de la nanomedicina y la neurociencia.
– Los dilemas morales relacionados con la inteligencia artificial médica camino al futuro.

3. Repartición del poder:

La geopolítica y la distribución del poder influyen en la investigación biotecnológica. Se necesitan mecanismos para garantizar la transparencia y la rendición de cuentas.

Ejemplos:
– Control de patentes y acceso a tecnologías biomédicas.
– Influencia de las empresas farmacéuticas en la investigación y el desarrollo.
– La militarización de la biotecnología.

4. Enfoque a futuro:

Lo que aún no existe, pero que debería existir, nos lleva a preguntarnos si lo que se propone como ideal es realmente correcto. ¿Cuáles serían los criterios para determinar su validez?

Como humanidad, somos responsables de la bioética del futuro, ya que hemos sido los principales actores en la bioética del presente.

En función de esa reflexión la bioética debe anticipar los impactos de las nuevas tecnologías en tres niveles:
Global: Responder a desafíos éticos que no se limitan a fronteras nacionales.
Inclusiva: Involucrar a diversos actores en la toma de decisiones.
Orientada al futuro: Anticipar y abordar los desafíos éticos emergentes.

Formulando los principios éticos para guiar su desarrollo y aplicación. Como, por ejemplo:
– Desarrollo de marcos regulatorios para la investigación biomédica.
– Promoción de la educación en bioética para el público en general.
– Fomentar la participación pública en la toma de decisiones sobre bioética.

A. Tecnología, transhumanismo y post-humanismo:

  • Distintas escuelas tales como el transhumanismo y la singularidad proponen transformar la humanidad mediante la tecnología, con el objetivo final de llegar a un ser «posthumano» que supere las limitaciones biológicas.
  • Esta visión plantea interrogantes éticas sobre la finitud de la vida, la dignidad humana y la justicia social.
  • La bioética debe reflexionar sobre el «debe ser» en este contexto, considerando las implicaciones de la tecnología para la humanidad.
    .

B. La inteligencia artificial y la big-data:

  • La inteligencia artificial y la big data plantean nuevos desafíos éticos en la gestión de la información y la toma de decisiones.
  • Es necesario garantizar la privacidad, evitar la discriminación y asegurar la justicia en el uso de los datos.
  • La bioética debe contribuir a la creación de un marco ético para el desarrollo y uso responsable de estas tecnologías.
    .

C. El compromiso con el medio ambiente:

  • La bioética debe promover una visión ecocéntrica que valore las relaciones intersubjetivas con todos los seres vivos.
  • El transhumanismo y la crisis ambiental exigen una profunda reflexión ética sobre el futuro de la humanidad y la naturaleza.
    .

D. La realidad política contemporánea. La geopolítica:

  • La geopolítica actual, con nuevos bloques de poder y la primacía de los intereses económicos, exige una ética global que cuestione las bases morales tradicionales.
  • La bioética debe analizar las nuevas reglas del juego en el contexto internacional y promover la justicia social y la equidad.
    .

E. Bioética del futuro y el futuro de la bioética:

  • Los desafíos del futuro requieren una bioética global con raíces sociales, que valore la diversidad de las formas de vida y la dignidad de cada ser.
  • La bioética debe enfrentar las desigualdades sociales y garantizar el acceso a los avances tecnológicos para todos.
  • El transhumanismo, la inteligencia artificial, el medio ambiente y la geopolítica son temas que la bioética debe abordar para construir un futuro más justo y sostenible.
    .
Compilado por el Dr. Fabián Sorrentino. Algunas fuentes consultadas:

(1) La bioética en psicología: reflexión ética y moral | Colegio de …. https://colegiodepsicologossj.com.ar/bioetica-psicologia/.
(2) Moral, ética y bioética. Un punto de vista práctico | Revista de …. https://www.elsevier.es/es-revista-revista-medicina-e-investigacion-353-articulo-moral-etica-bioetica-un-punto-S2214310615000084.
(3) BIOÉTICA: Qué es, sus 4 Principios y Ejemplos – ecologiaverde.com. https://www.ecologiaverde.com/bioetica-que-es-y-principios-2472.html.
(4) Bioética | Qué es, características, tipos, principios, problemas …. https://www.euston96.com/bioetica/.
(5) Diferencias entre Ética y Bioética: Cuadro comparativo detallado. https://contrastador.com/diferencias-entre-etica-y-bioetica-cuadro-comparativo/.
(6) https://phronesis-ce.com/uncategorized/la-bioetica-del-futuro-y-el-futuro-de-la-bioetica/
(7) https://www.masterstudies.co/institutions/loma-linda-university-school-of-religion/maestria-en-bioetica
(8) https://valledellili.org/educacion/centro-de-bioetica/

Recursos laicos adicionales:

  • UNESCO: Bioética y ética de la ciencia
  • National Institutes of Health: Bioethics Resources
  • The Hastings Center: Bioethics Forum

Recursos de Bioética Cristiana

  • https://www.masterstudies.co/institutions/loma-linda-university-school-of-religion/maestria-en-bioetica
  • https://valledellili.org/educacion/centro-de-bioetica/
  • https://www.recursos-biblicos.com/2014/02/20-principios-para-interpretar-elena-g-white.html»El amor es el principio fundamental de la verdadera religión.» (El Discurso Maestro de Jesucristo, p. 43)
  • https://m.egwwritings.org/es/book/1766.558