El trading hace referencia al intercambio de instrumentos financieros entre inversores con el objetivo de maximizar su beneficio en un determinado periodo de tiempo.

Se asocia al intercambio de instrumentos financieros en el corto plazo entre los participantes del mercado, a través de herramientas de inversión que permiten la compra-venta de productos financieros tales como acciones, bonos, materias primas, divisas, derivados financieros, etc). El trading es un concepto que viene del inglés y significa comerciar.

A través de estos activos financieros, los agentes que participan en los mercados financieros, ya sean inversores particulares o instituciones, hacen trading. Es decir, buscan combinar diferentes estrategias, tales como la especulación o la cobertura de sus posiciones y la de los riesgos inherentes a las mismas, con la finalidad de ganar dinero.

.

.¿Qué tipos de análisis utilizan los traders?

La estrategia más popular en el es el análisis técnico, que consiste en analizar la tendencia del precio de un valor con el objetivo de predecir la continuidad o no de la tendencia y así, anticiparse a la fluctuación del precio. Para analizar las inversiones, los traders también utilizan datos macroeconómicos y análisis fundamental, que consiste en analizar la contabilidad y fundamentos de una empresa para saber si es sólida y puede generar valor, para averiguar si es una buena inversión. Por último, gracias a las nuevas tecnologías ha proliferado el análisis cuantitativo.

Existen diferentes formas de hacer trading, según el horizonte temporal de la inversión podemos distinguir entre day trading, scalping, trading a corto plazo y trading a largo plazo.

La actividad del trading supone un ingreso importante para muchos inversores y mueve cifras cada vez más importantes a nivel mundial, si bien es cierto que, cada activo que se negocia, tiene sus propias características y variables que determinan su precio. Existen modelos matemáticos de predicción que permiten ajustar y contabilizar la valoración futura de cada uno de éstos para controlar los riesgos de diferente tipología que puedan afectar a los instrumentos en cuestión.

Estos modelos además para los inversores, también son útiles para las instituciones que regulan y controlan las malas prácticas en este ámbito, que concentran todos sus esfuerzos en la transparencia de precios a través de cámaras centrales. Estas cámaras asumen el riesgo de las dos partes, tanto la parte compradora (BuySide) como la parte vendedora (SellSide) de la inversión.

Instituciones tales como el Fondo de Estabilidad Financiera y Monetaria Europeo y el G-20 a través de Basilea o la Ley Volcker en EEUU, por ejemplo, pretenden marcar las directrices de actuación de forma muy clara y concisa, preocupados en la gestión de los riesgos financieros y la liquidez de las empresas, dotando unos ratios mínimos de liquidez en situaciones de pánico bancario ponderados por el riesgo de cada activo o pasivo que tienen en su balance e incrementando sus reservas.
.

¿Cómo acceder a los mercados financieros?

Para acceder al mercado de valores, el inversor minorista requerirá de los servicios de un intermediario o bróker. Dependiendo del nivel de experiencia y de las preferencias del inversor o trader, el nivel de servicio requerido de estos intermediarios puede ser:

  • exclusivamente para la ejecución de instrucciones,
  • de tipo asesoría con menor mediación, o
  • un servicio más completo que incluya la gestión y asesoría a cargo del bróker.

Hoy en día estas transacciones se realizan principalmente a través de servicios como las plataformas de trading online.
.

¿Qué es el trading online: operar a través de una plataforma?

En términos de operativa a corto plazo, la innovación tecnológica dio impulso a la actividad de los a través de las plataformas de trading.
.

¿Qué ofrecen las plataformas de trading?
  • La posibilidad de operar en tiempo real con sofisticadas herramientas de análisis.
  • La apertura y cierre de posiciones en lapsos que van desde horas hasta minutos, segundos o incluso milisegundos.
  • Acceso para operar los mercados en horarios ampliados y fines de semana.
  • herramientas para la gestión de riesgo, incluyendo la configuración de alertas y stops.
  • La posibilidad de operar en un extenso porfolio de activos, incluyendo índices, acciones, divisas o Forex, materias primas y criptomonedas.

En teoría, todo lo que necesitas para iniciar en trading es un ordenador y una conexión estable de internet. Aunque también cuentas con otras herramientas disponibles para operar a través de teléfonos móviles y tabletas electrónicas.

En la práctica, sin embargo, te conviene reunir conocimientos sólidos sobre los productos, los mercados y su operativa, además de familiarizarte con otros conceptos y métodos como son el análisis fundamental y el técnico.
.

Trading con apalancamiento: qué es el apalancamiento financiero y cómo se calcula

El apalancamiento financiero es uno de los instrumentos de trading más destacados. Debes considerar las siguientes características:

  • Este mecanismo te permite ampliar tu exposición en un mercado subyacente a través del pago de un depósito (o margen) mucho menor al valor total de la posición. De esta manera, con el apalancamiento es posible maximizar el poder de tu capital.
    .
  • El apalancamiento en trading funciona como un préstamo: el trader abrirá una posición asignando únicamente una fracción del valor total de la misma, mientras que el proveedor prestará la diferencia entre la aportación y el valor total de la posición.

Es importante destacar que, aunque el pago inicial es solo un porcentaje, la exposición abarca el valor total de la posición, y esto aplica para las ganancias pero también para las pérdidas. Es decir, los posibles beneficios y perdidas pueden ser mucho mayores al desembolso inicial (depósito), aunque desde el 2019 los inversores minoristas están protegidos contra balances negativos en los territorios regulados por la ESMA. Una buena práctica es considerar tu posición en términos de su valor total y no en función de la fracción que has requerido para el depósito.
.

La psicología del trading: cómo gestionar las emociones y el riesgo de inversión

Un aspecto clave del trading es el factor psicológico del inversor. Dado que las operaciones habitualmente ocurren a corto -o muy corto- plazo y que en gran medida persiguen la volatilidad del mercado, la toma de decisiones y los tiempos para reaccionar ocurren también dentro de una ventana de tiempo muy limitada. Esto puede incrementar el nivel de estrés y con ello los errores y el riesgo en las operaciones. Es por esto por lo que el estado emocional del trader es tan relevante como conocer el mercado en el que se opera.

Las emociones forman parte del eje de las actividades diarias y pueden, en ocasiones, quedar en control sobre la toma de decisiones. De la misma manera, el riesgo juega un papel central en las operaciones de inversión y puede, en el peor de los casos, estropear las oportunidades de operar con éxito.

Es por esto por lo que controlar las emociones y gestionar el riesgo de manera eficaz son tácticas fundamentales en el trading, pero ¿cómo se lleva esto a la práctica? Lo simplificamos en cinco puntos esenciales:

  1. Primero que nada, identifica tus emociones ante situaciones de estrés. No todos los traders reaccionan de la misma manera.
    .
  2. Conoce tu perfil personal. Esto es fundamental y te permitirá tener un plan de acción y anticiparte a esos momentos de mayor reto.
    .
  3. Mientras que identificar tu actitud ante el riesgo es fundamental para controlar tu exposición de manera óptima, conocer los tipos de riesgo propios del mercado es clave para establecer una eficaz gestión.
    .
  4. Manténte informado con las noticias del mercado y las estrategias de trading. Así podrás agilizar tu toma de decisiones y, a su vez, gestionar el riesgo con mayor eficiencia.
    .
  5. Apóyate en la psicología del trading y aprende a identificar y evitar los errores más comunes ligados al factor emocional.

Operar de manera impulsiva es tan arriesgado como permitirse ser paralizado por el miedo o entrar en un mercado sin estar preparado. Descubre información detallada en nuestra guía para la gestión del riesgo de inversión.
.

Plan de trading: qué es y por qué es necesario

La toma de decisiones puede ser tan dinámica como el mercado mismo y, como hemos visto, el estrés puede tener un impacto determinante en tu operativa. Una estrategia para optimizar tu actividad y las posibilidades de éxito es el plan de trading.

Al establecer un plan detallado de trading, podrás identificar tus fortalezas y oportunidades: ¿tienes los conocimientos que se requieren para alcanzar tus objetivos? Tu motivación y tu actitud ante el riesgo ¿son compatibles? conocer a fondo las respuestas a estas y otras preguntas te ayudará a preestablecer una ruta de acción y estar preparado para una toma de decisiones rápida y eficaz, simplificando así tus operaciones, reduciendo el estrés y creando la disciplina necesaria para un trading exitoso.
.

Compilado por Fabián Sorrentino de las siguientes Fuentes: IG, Economipedia.