El Eneagrama de la personalidad como síntesis de varias tradiciones de sabiduría describe nueve personalidades ubicándolas en cada uno de los puntos del diagrama y establece conexiones dinámicas a través de las flechas.  Inicialmente el marco teórico proviene de las tradiciones espirituales, nutriéndose luego con aportes de la psicología científica.

Desde el punto de vista psicológico el Eneagrama de la personalidad es un modelo tipológico prototípico. Cada personalidad, denominada eneatipo, constituye un prototipo configurado por una constelación de rasgos de carácter, atributos, conductas, motivaciones, estilos sociales,  afectivos, defensivos con un enfoque psicodinámico que lo sustenta. Las descripciones iniciales de los maestros espirituales de tradición oriental, encuentran su correspondencia en la psicología científica de tradición occidental.

En el video podemos ver como actuan las distintas flechas en el eneatipo 8

 Lo novedoso del sistema es la organización conceptual en un diagrama geométrico. Esto alentó a  eneagramar diversas  teorías psicológicas  haciendo aparecer nuevas figuras (triángulos, líneas) superpuestas al diagrama original que contribuyeron a nutrir la descripción de los prototipos y sus dinámicas internas. Las características de cada tipo han sido extensamente descriptas y documentadas hasta el momento.

 El Eneagrama se define como una herramienta de autoconocimeto y de autotransformación. Es un poderoso instrumento que nos permite darnos cuenta de cómo somos, de cómo hemos llegado a ser lo que somos y de hacia dónde podemos reorientar lo que descubrimos. Su efectividad está dada por el uso del símbolo geométrico como mapa dinámico permitiendo comprender la historia biopsicoespiritual de un sujeto y orientar su transformación. Opera precisamente como activador de anticuerpos psicológicos. Permite la toma de consciencia de la constelación de patrones estables de carácter, responsable de la personalidad condicionada y restringida. Permite reconocer el potencial no activado. Es un excelente instrumento de prevención de síntomas. Es una excelente herramienta de crecimiento psicológico y espiritual.

 Desde sus inicios se ha propuesto como un detector de la identificación compulsiva dominante. El recorrido comienza con esta identificación siendo este el punto de partida y no de llegada. La captación profunda de los propios condicionamientos históricos, del eterno retorno al punto que nos desvía y limita es el comienzo del trabajo. Lo cierto es que  nadie agota el patrón dominante y por la dinámica del psiquismo la persona encuentra  aspectos de sí mismo en muchos otros puntos del diagrama .

.

TODAS LAS FLECHAS DEL Eneagrama POR ENEATIPOS