Palabra muy usada en los negocios, en el matrimonio , en el ambiente laboral, estudiantil, en fin en toda relación interpersonal e intrapersonal. Opinión que tenemos de que nos cumplirán los prometido sin necesidad de obligar o dominar al otro para que cumpla.

Por lo tanto la confianza que tengamos de alguien depende de nuestro observador de esa persona o grupo de personas.
Generar confianza es un proceso que puede llevar días o años y se puede derrumbar de un momento para otro. Por eso es importante cultivar de la confianza día a día.

Citando a R. Echeverría podriamos hablar del juicio de la confianza… ¿Hay algo más importante para construir futuro que la confianza? ¿existe algo más importante que construir sistemáticamente confinaza con otros? ¿De qué pende o depende el confiar o desconfiar?

Y antes de comenzar a conversar de confianza, me gustaría definir desconfianza: Actitud de suponer que los otros me quieren o necesitan en función de sus propios deseos y necesidades; sea como demanda pasiva o activa. Activa es: pórtese bien, haga las tareas solo, sáquese buenas notas, no se ensucie, no doble las hojas, no manche nada, no desordene las cosas. Pasiva es: no me moleste, no me altere, no me cause problemas o dificultades o esfuerzos, no me haga exigencias, no desee nada que no pueda darle, ojalá no desee nada.

¿Como cultivamos entonces la confianza?
Una forma de cultivar la confianza es cumplir con nuestras promesas, las promesas son actos lingüisticos en donde el que promete se compromete a una acción futura acordada con el otro. Para que una promesa sea válida tienen que basarse en un pedido efectivo que incluye condición de satisfacción y tiempo.

Un atributo a considerar en la confianza es el dominio en el cual podemos ser confiables y en cuales no. Se puede ser confiable algunos dominios de nuestras vidas y otros no.
Para saber en que dominio podemos ser confiables podemos preguntarnos si cumplimos con los siguientes componentes de la confianza (idem si queremos analizar si otra persona o grupo es confiable).

La confianza depende de varios factores, aquí van algunos de ellos:
Las competencias: si eres o no competente en lo que prometes, si no sabes manejar no te prestaría el auto….

La confiabililidad: Si prometiste entergar el auto lavado y no lo hiciste la última vez? me arriegaré?

La verosimilitud o la transparencia: Si pediste el auto para ir al cine… ¿realmente iras al cine o irá a otro lado?
Según Rafaél Echeverría, el juicio de la confianza es una triada , esta mesa tiene tres patas a la cuál nosotros elegimos hacer incapié en una cuarta: el involucramiento. Si realmente nosotros no vemos involucrada a la persona, desde su manera de ser y hacer con la promesa, declaración que está haciendo, nrmalmente no resulta un referente confiable.

Implica Vulnerabilidad: una fortaleza que nos permite conectarnos con los demás, poder decir “no se” , “necesito ayuda”, nos hace más humanos, más cercanos, más confiables.
Es reconocerse como parte de algo más grande, que solo no podemos hacer todo, y que no somos el ombligo del mundo.
Ser vulnerable nos abre la posibilidade pedir ayudar, de tener apertura para aprender , afrontar los errores con humildad y aprender de ellos.

El InvolucramientoIndica el grado de presencia a la hora de escuchar los que nos piden, efectuar la promesa y cumplirla
Requiere compomiso en cumplir lo premetido. Se entiende como compromiso la capacidad de generar cosas que no existen.
El involucrammiento se degrada cuando no nos comprometemos con las acciones a seguir para cumplir lo prometido.
La ignorancia (no saber que hacer), la pereza, el egoísmo y la comodidad son factores que hacen que en vez de estar comprometidos con las promesas estemos comprometidos en otra cosa (siempre existe compromiso, el tema es saber en que estamos comprometidos).

La Autoconfianza

La autoconfianza es uno de los pilares del desarrollo personal. Incrementar la confianza en uno mismo y en cómo la generamos en los demás aumenta las posibilidades de lograr objetivos más ambiciosos y de abrirse a nuevas alternativas. Los pilares sobre los que se construye esta  autoconfianza son cuatro: la integridad, la intención, la capacidad y la obtención de resultados.

Es la base sobre la que se construyen relaciones sólidas y de afecto. Cuando hablamos de confianza, hablamos tanto de tenerla en uno mismo como en la capacidad de inspirarla en los demás.

Stephen M.R. Covey (hijo de Stephen Covey) ha escrito mucho sobre la confianza. En su libro “La velocidad de la confianza” (2007), Covey desgrana los 4 pilares sobre los que, según él, se asienta la generación de la misma: la integridad, la intención, la capacidad y la obtención de resultados.

Integridad

Por integridad podríamos entender el ser congruente, el poseer el coraje para actuar según nuestros valores y creencias. Ser honesto, causar buena impresión, cumplir lo que se promete, y ser humilde son actitudes que alimentan esta integridad. Covey nos da tres buenos consejos al respecto:

  • Establecer compromisos con nosotros mismo y cumplirlos
  • Definir nuestra misión, comprendiendo el gran propósito
  • Mostrarnos abiertos

Intención

Por intención Covey engloba las motivaciones, las prioridades y la conducta. Genera confianza quien busca el mutuo beneficio, quien actúa por el bien de los demás. Tres recomendaciones en este punto:

  • Examinar las intenciones y perfeccionarlas, comportarse como la persona que se quiere ser
  • Manifestar las intenciones
  • Optar por la abundancia

Capacidades

Las capacidades nacen de los talentos, las actitudes, los conocimientos, el estilo. Tres pautas a seguir que favorecen la generación de confianza son:

  • Aprovechar los puntos fuertes
  • No perder relevancia
  • Saber a dónde se va

Resultados

Cuando hablamos de resultados hablamos de rendimiento, de conseguir hacer. Tres actitudes que ayudan a conseguir resultados son

  • Asumir la responsabilidad de los resultados
  • Esperar ganar, el efecto Pigmalión, la profecía autocumplida
  • Mantener la fuerza hasta el final

Compilado por Fabián Sorrentino – viernes, 21 de marzo de 2008, 15:19
Esta nota forma parte de una serie de artículos ofrecidos en la Carrera de Coaching & Mentoring de Ser.Red.

Fuentes: Un aporte de: Javier Russo: sobre coaching ontologico / Escuela de Desarrollo de Personas y Negocios.