Dispositivos que nos permiten estimular selectivamente áreas cerebrales y aumentar los patrones de actividad de un área o suprimirlos. Evaluar la actividad y las funciones de áreas cerebrales específicas. Su aplicación es relativamente sencilla, segura y no dolorosa.

Técnicas de estimulación cerebral no invasivas

Dos de las Técnicas más aplicadas son la estimulación transcranial de corriente continua (tDCS, por sus siglas en inglés) y magnética (TMS, por sus siglas en inglés). El tDCS emplea electrodos dispuestos en el cuero cabelludo que permiten administrar pequeñas dosis de corriente generando una disminución en el potencial de membrana en reposo de una población neuronal específica. El TMS permite estimula regiones con una mejor resolución espacial a partir de la inducción electromagnética producida por un pequeño generador de campos magnéticos.

.

¿Cómo funcionan?

Las Técnicas de Estimulación Cerebral no Invasiva, cuyo exponente más importante es la Estimulación Magnética Transcraneal (EMT), agrupan a un conjunto de procedimientos  que permiten modular la actividad cerebral desde el exterior de la cabeza (sin cirugía y sin introducir ningún medicamento en nuestro cuerpo), de forma segura y sin dolor.

Estas Técnicas se han venido usando en investigación desde los años 80 para entender mejor el funcionamiento del sistema nervioso y, más recientemente,  han pasado a formar parte del arsenal terapéutico para tratar, entre otras, enfermedades como la depresión mayor fármaco-resistente, el dolor nervioso de tipo crónico o la rehabilitación del ictus.

Son Técnicas utilizadas en centros médicos punteros y de gran prestigio en el mundo (como la Universidad de Harvard o la Clínica Mayo de EEUU), seguras, prácticamente carentes de efectos secundarios y que han sido aprobadas por agencias nacionales de control de medicamentos, sistemas y protocolos como la FDA, la Agencia de Canadá, de Australia etc..

En el caso de la EMT, se emplea un equipo especialmente diseñado para generar de forma localizada un campo magnético de breve duración sobre el cuero cabelludo que induce una corriente eléctrica en la corteza cerebral. De esta manera podemos cambiar la actividad neuronal y normalizar aquellas zonas de funcionamiento defectuoso debido a una enfermedad.

.

Una alternativa terapéutica

Para el tratamiento de las diversas patologías que afectan al sistema nervioso el Sistema Galego de Saúde oferta una excelente y amplia gama de servicios que, en un alto porcentaje, son satisfactorios para los pacientes y su salud. De todas formas, las aproximaciones habituales al tratamiento de los pacientes puede fallar o no conseguir unos resultados enteramente satisfactorios. Lamentablemente esto afecta  a enfermedades concretas de gran prevalencia, como por ejemplo la depresión mayor, lo que obliga a buscar nuevas fronteras en el tratamiento de los afectados.

En estas situaciones es necesario utilizar Técnicas y protocolos novedosos que puedan ofrecer a los enfermos alternativas, alivio y esperanza y que, estando disponibles en renombrados centros internacionales, todavía no existían en nuestra Comunidad.
.