La sociología es una ciencia que nace en el siglo XIX con el objetivo de aplicar los recursos científicos a la esfera de lo social para permitir la solución de problemas sociales.

Los primeros problemas a los que se dedica la sociología son la pobreza, la urbanización, la lucha de clases, los conflictos políticos… Son el conjunto de problemas característicos del siglo XIX que se han dado en llamar la cuestión social. A lo largo del siglo XX el conjunto de preocupaciones y campos de interés de la sociología se ha ido incrementando hasta abarcar un amplio espectro de temas y problemas.

Ya en su nacimiento la sociología se presenta como ciencia dual: Como ciencia descriptiva de la realidad social, que colabora en el mantenimiento de la sociedad y en la resolución puntual de problemas. En este sentido se trata de una ciencia que intenta mantener el orden y el consenso social frente a las amenazas de caos y de desorden. Es la sociología conservadora, del consenso, del orden, cuyos representantes más conocidos en el siglo XIX son Durkheim, Spencer, Max Weber… La sociología de lo que es.

Como ciencia crítica que plantea la transformación de la sociedad de manera global, analizando los conflictos que dividen a los diferentes actores y planteando alternativas. Es la tradición de la sociología del conflicto y crítica, inspirada fundamentalmente en la obra de Karl Marx. La sociología de lo que puede ser.

¿Qué es la sociología de la empresa? El Concepto y sus límites

La sociología de la empresa es la ciencia que estudia a las organizaciones productivas entendiéndolas como un sistema social. Su objeto central son las relaciones sociales entre los actores de la empresa y la visión global de las organizaciones productivas como un sistema social. La empresa se entiende en esta disciplina como una suerte de sociedad en pequeño, con su idiosincrasia y sus singularidades, pero que se puede analizar con las mismas herramientas conceptuales y metodológicas que se usan en el análisis de la sociedad global.

Dentro de la sociología de la empresa permanecen los dos planteamientos característicos de la sociología:

El primer planteamiento concibe esta ciencia como ingeniería social, con el objetivo de la mejora de las relaciones sociales dentro de la empresa para facilitar el logro de una mayor eficacia, pero sin alterar la distribución de recursos y poder.

El segundo, concibe a la sociología de la empresa como una crítica de las organizaciones empresariales y de la dinámica de trabajo capitalista. Convirtiéndose en una ciencia que analiza esta realidad con afán de denuncia y de cambio de sistema y de modelo.

En la actualidad, el pensamiento dominante es el primero. La ausencia de una propuesta alternativa al capitalismo y el cierto derrotismo que existe respecto a la utopía y a la posibilidad de cambio, ha hecho que la denuncia de las injusticias del sistema sea puntual.

¿Qué es una empresa?

Una empresa es muchas cosas al mismo tiempo, si preguntamos a un experto en derecho nos asegurará que la empresa es una organización sometida a determinadas normas y con un régimen jurídico concreto. Para un economista es sobre todo una unidad de producción que gestiona recursos. Para un psicólogo supone integración de comportamientos individuales. Todas las opciones son válidas, pero muchas de ellas son sólo visiones parciales. La sociología intenta aportar un marco algo más global al considerar a la empresa como un sistema social, es decir, un todo donde actores sociales establecen relaciones e interactúan con unos recursos y con un entorno. La sociología de la empresa centra su análisis en estas relaciones.

¿Cuándo nace la sociología de la empresa?

Los primeros estudios semejantes a lo que actualmente es sociología de la empresa estaban vinculados a la sociología industrial y a la sociología del trabajo. Estudiaban las consecuencias del trabajo industrial sobre la sociedad y las condiciones laborales de la clase obrera. Sus primeros autores son Max y Alfred Weber, pero existen precedentes en el Ameliorismo británico y en la obra de Karl Marx y otros marxistas. En todos estos casos, la empresa fue para los autores del XIX una especie de caja negra, de la cual se analizaban sus consecuencias en el exterior pero no los procesos internos.

La sociología de la empresa se desarrolla como tal desde los años 20, paralelamente al desarrollo de la psicología industrial y gracias al a labor de psicólogos sociales como Elton Mayo, Moreno, Lewin que comienzan a realizar estudios sociales de la organización empresarial. De estas experiencias, suficientemente conocidas, surgen la psicología industrial y la sociología de la empresa, dedicada la primera a una visión más individual de la conducta y la segunda a una visión más global.

¿Por qué nace la sociología de la empresa?

La sociología de la empresa tiene un nacimiento residual. Intenta explicar aquello que no explica la lógica económica y racionalizadora dominante en la ciencia de principio de siglo, pretende estudiar el residuo estadístico. En el momento en que se demuestra que los modelos racionalistas abstractos no son capaces de analizar la realidad ni solucionar problemas, es cuando se empiezan a considerar variables sociales y psicológicas que hasta el momento se habían considerado residuales.

La preocupación por estas dimensiones crece cuando se descubre que la racionalización y la estandarización de los procesos productivos no siempre tienen resultados previsibles y estables. Se comprueba con facilidad que en empresas que cuentan con organigramas y procesos de trabajo prácticamente iguales, la productividad puede ser muy diferente en función del clima social, las diferencias de cultura, el estilo de liderazgo…
Algunos ejemplos quizás nos ayuden a entender la importancia de la emergencia de la dimensión social:

La conflictividad con los trabajadores no se soluciona sólo con salarios, es necesario entender qué mecanismos operan en las relaciones empresariales de producción, qué valores tienen los trabajadores, qué motivaciones específicas mueven su conducta. Un tratamiento de la motivación en términos puramente monetarios suele ser una estrategia de análisis equivocada.
La internacionalización de la economía demuestra que los hechos culturales influyen fuertemente en el rendimiento. El éxito de modelos organizativos japoneses y el fracaso de su importación a Occidente, deja en evidencia que la dimensión cultural afecta seriamente a la eficacia.

Junto al análisis racionalista de la organización y de su funcionamiento, no se puede olvidar que variables como la confianza, el optimismo, la envidia, la identidad de pertenencia y hechos semejantes, condicionan fortísimamente la vida empresarial. Ninguna de estas variables se explica suficientemente bien desde una perspectiva de comportamiento racionalista.

¿Para qué sirve a un estudiante de empresariales?

Casi con toda seguridad una gran parte de los alumnos de este centro no van a tener contacto permanente con cálculos matemáticos en su ejercicio profesional. A pesar de ello, en general se considera más práctico hacer integrales que estudiar las relaciones humanas. Esto es así porque la sociología y la teoría organizativa tiene un importante margen de incertidumbre, no son ciencias exactas, y en general pensamos que lo práctico es contar con leyes y con recetas.

La sociología de la empresa no es una ciencia que de recetas. No hay recetas en los fenómenos sociales, no hay leyes de la eficacia. Esto no quiere decir que no sea útil, seguramente la mayor utilidad que pretende tener esta asignatura es enseñar a pensar fenómenos y problemas sociales, analizando sus causas y consecuencias. Cuando se enfrenta un problema social, la base para afrontarlo con éxito consiste en pensar el problema con profundidad, no se puede modelizar ni matematizar una toma de decisiones ante un problema, sin haber reflexionado bien sobre sus fundamentos. Esta es la labor que pretende asumir la sociología de la empresa: ayudar a pensar.

¿Qué características tiene como disciplina?

1. No fue pensada como la aplicación de una ciencia normativa, sino analítica
2. Como todo desprendimiento de la Ciencia busca una visión global
3. Tiene orientación multiparadigmática, cuanti y cualitativa

¿En qué se diferencia de otras ciencias semejantes?

Los conflictos que se desarrollan en las fronteras entre las disciplinas científicas son la experiencia cotidiana de todo científico. Estas fronteras casi nunca son nítidas, son muros entre ciencias, cicatrices que rompen al saber intentando delimitar a quién pertenece cada trozo del pastel, a quién corresponde cada parte del objeto. En el fondo se trata de una lucha por recursos. Cuando una ciencia lucha por ampliar sus dominios y para ello se enfrenta con otras ciencias, lo que busca es lograr más subvenciones, más plazas de profesorado, más ayudas económicas, etc.

No se trata de un asunto intranscendente, si alguno de los alumnos quisiera dedicarse a la investigación científica tendrá que saber enfrentarse a estas luchas por la posesión del objeto de investigación, casi como una rutina diaria.
Para el resto de los alumnos conocer estos límites tiene otras utilidades:
Saber localizar información. Sabiendo a qué se dedica cada ciencia es más fácil buscar bibliografía, localizar informantes, recurrir a instituciones.
El principal objetivo de la enseñanza universitaria no es dar información, es enseñar a buscarla.

Por otra parte, conocer las especialidades científicas es una necesidad para el futuro profesional porque muchos de nosotros trataremos en el futuro con sociólogos, economistas, psicólogos, físicos, químicos, etc.
conocer en qué se basan sus diferentes ciencias es imprescindible para conocer su formación y lo que podemos esperar de ellos en un equipo interdisciplinar.

Por otra parte, el futuro exige perfiles mixtos, la alta especialización disciplinar genera expertos en nada e ignorantes en mucho. Cada vez más se necesitan especialistas que, además de su saber específico, tengan una cultura general sobre las características de otros saberes.
Para responder a estas necesidades, en las líneas siguientes se establecerán los rasgos singulares de las ciencias que se dedican a la organización.

¿Cuáles son las singularidades de las diferentes ciencias que estudian la organización?
Antropología:

La antropología es la ciencia del ser humano, caracterizada por intentar realizar afirmaciones que sean universalmente válidas para toda la especie humana y para todas las dimensiones biológicas, culturales y sociales de la humanidad. Esto hace que los antropólogos comparen permanentemente en el tiempo y en el espacio cualquier tipo de afirmación.
En el campo de la organización existen antropólogos que estudian la cultura de empresa, la relación entre el ser humano y los procesos organizativos, la relación hombre / máquina. En la práctica es una ciencia muy difícil de diferenciar de otras como la sociología, la biología, la economía, etc.

Derecho:

El derecho y la ciencia jurídica estudian exclusivamente la dimensión normativa de las organizaciones. En función de la orientación del investigador, esta preocupación por las normas puede orientarse a la interpretación, a la actualización, a la aplicación, etc.

economía de la empresa:

La economía de la empresa es la ciencia que analiza la distribución y asignación de recursos escasos y susceptibles de usos alternativos en el marco de las organizaciones empresariales. Es una ciencia analítica y frecuentemente normativa, que cuenta con la presencia de supuestos de comportamiento racional y con un fuerte desarrollo matemático. Ingeniería Industrial La ingeniería industrial es un saber tecnológico orientado al diseño, implantación y mejora de los sistemas integrados para generar bienes y servicios. Se trata de un saber aplicado, con un sesgo muy claro hacía el desarrollo de tecnología (maquinas y artefactos). Sólo en la actualidad se está orientando al desarrollo de tecnologías de gestión y organización de personas.

psicología:

La psicología es la ciencia del comportamiento individual, que establece marcos de análisis y sistemas de investigación para poder comprender la conducta y el comportamiento.
La psicología Industrial por su parte estudia el comportamiento humano en contextos productivos, analizando los condicionantes específicos que afectan a la conducta en las organizaciones empresariales. En la práctica, la psicología industrial tiene una óptica de análisis centrada en el comportamiento individual y deja menos espacio para el análisis de relaciones y conflictos de poder.

sociología:

La sociología es la ciencia que estudia la evolución y dinámica de la sociedad globalmente considerada y/o la configuración de las relaciones sociales y los procesos de interinfluencia entre el comportamiento individual y la dinámica social. existen tantas definiciones de sociología como sociólogos, de manera que es difícil encontrar acuerdo en esta materia. Para muchos sociólogos, el objeto de estudio es la sociedad entendida como un todo, y buscan establecer las leyes de funcionamiento de la sociedad globalmente considerada, de manera semejante a la forma en que los meteorólogos analizan la dinámica de la atmósfera. Otros autores, sin embargo, consideran que es imposible este análisis global y suelen centrar su análisis en la relación entre el comportamiento individual y la dinámica social, analizando fenómenos como las relaciones de poder, los conflictos, la dimensión cultural del comportamiento, etc.

sociología de la empresa:

La sociología de la empresa reproduce la estrategia de investigación de la sociología para el caso de las organizaciones productivas, analizando a las empresas como un sistema social, centrando su estudio en las relaciones sociales, los conflictos laborales, las implicaciones sociales de los modelos organizativos, los marcos culturales compartidos, las relaciones de la empresa con su entorno social, etc. La sociología de la empresa es siempre una ciencia analítica, centrada en el análisis e interpretación de la realidad, no en el establecimiento de principios organizativos acerca de cómo se debe incrementar la eficacia de una organización.

teoría Organizativa:

La teoría organizativa es un saber normativo que establece principios y normas para mejorar la organización, entendiendo mejorar como incremento de la eficacia, eficiencia o efectividad. Se trata de un campo del saber de carácter interdisciplinar, cuyos desarrollos más importantes se deben a ingenieros industriales y a psicólogos, pero que en la actualidad cuenta con una mayor presencia de economistas, tanto en la investigación como, sobre todo, en la enseñanza.

Disciplinas y puestos de trabajo. Sobre títulos y personas

Cada día que pasa se crean más puestos de trabajo. En una sociedad rural del siglo XIX los roles ocupacionales casi se podían contar con los dedos de la mano, sin embargo, en la sociedad de finales del siglo XX el mundo de trabajo multiplica hasta la locura la variedad de tipos de trabajo y de perfiles ocupacionales.

No se puede dividir este panorama complejo en un infinito de titulaciones, al final es necesario que un número racional de títulos otorguen una formación general que luego se complementará para adaptarse a cada puesto. Pero, lógicamente, hay muchos puestos de trabajo a los que pueden optar personas de diferentes titulaciones. El título en muchos casos sólo certifica nuestra capacidad demostrada de aprender y la posesión de una base sobre la cual
se pueden desarrollar futuros aprendizajes.

Es de esperar que en el futuro el corporativismo y el gremialismo de aquellos que piensan que los puestos de trabajo deben ser campos vedados para diferentes tipos de titulación, se sustituya por sistemas de selección que valoren el curriculum de la persona y, junto a su titulo, su capacidad real para desempeñar un puesto de trabajo. De esta manera desaparecerán los monopolios y los agravios comparativos entre disciplinas científicas y entre diplomaturas y licenciaturas.

Por Fco. Javier Gómez González. Facultad de Comercio, Universidad de Valladolid.