La mayoría de nosotros no seremos recordados en los libros de historia como la lista de celebridades presentada a continuación, pero eso no significa que quedemos liberados de crear un significado trascendente para nuestras vidas.

Vivir con un propósito en mente, implica validar que lo que hemos creado, para que siga vigente y resulte de bendición para las próximas generaciones.

Del legado de los niños, al de los adultos

Para los niños, el legado significa separar lo intemporal de lo transitorio. Ellos tienen una sensación de seguridad y continuidad que proviene de su conexión con Dios, incluso cuando no hay adultos que se preocupen por ellos. Ellos son consientes de que todos enfrentamos opciones en nuestras vidas, a menudo difíciles, lo que les ayuda a prepararse para lo que venga.

Para los adultos, el legado significa crear el futuro, eternizar nuestros talentos. Sentirnos valorados y útiles sin importar la edad. Recordar nuestras prioridades y elegir nuestras vidas basadas en ellas. Aceptar nuestros logros y decepciones. Creando un significado y propósito personal. Dándonos cuenta, que a medida que aportamos nuestro granito de arena, hasta el gesto más pequeño se multiplica en importancia.

Y desde ya, el legado puede tomar muchas formas: hijos, nietos, un negocio, un ideal, un libro, una comunidad, un hogar, una parte de nosotros mismos. Por eso es natural que nos intrigue tanto.

Hoy te invito a comenzar la actividad de este colofón eligiendo 10 líderes significativos para ti por sus enseñanzas. Dejando claro el legado que eliges tomar de cada uno de ellos. Recuerda que nuestro legado, es por antonomasia, el antónimo de la soledad.

Aquí va mi lista. Si concuerdas con alguno de ellos, busca no repetir el legado que eliges tomar.

  • Jesús vino al mundo para revelar al Padre, enseñar la verdad, hacer milagros, servir a los demás, morir por los pecados del mundo y luego resucitar al tercer día. Jesús nos dejó como legado del Espiritu Santo. Un ser que nos conecta con el amor, la gracia, la paz y la vida eterna. (Juan 1:1-18; 3:16; 14:6-11; Hebreos 1:1-4; 12:1-2; Colosenses 1:15-20)
    .
  • Mahoma, el fundador del islam, la 2da religión más grande del mundo con +1.800M de seguidores unificó a las tribus árabes bajo el credo islámico, y expandió su influencia por el Medio Oriente y el norte de África. Su legado espiritual, político y cultural sigue inspirado a millones de personas a lo largo de la historia. De él he elegido aprender el valor de la persevarancia y la dedicación, la importancia de la caridad y la conciencia de unidad.
    ..
  • Buda es el fundador de una de las principales filosofías del mundo, con +500 millones de adeptos. Un príncipe indio que renunció a su vida de lujo para buscar la verdad y la liberación del sufrimiento. Buda alcanzó un estado de iluminación que inspira a miles de seguidores por el camino del medio, las cuatro nobles verdades y el noble óctuple sendero. De su legado ético y cultural elijo tomar la humildad, la sabiduría y la compasión.
    .
  • Confucio es el fundador de una de las principales corrientes del pensamiento chino, con más de 6M de seguidores. Un filósofo y educador que del siglo VI a. C. que enfatizó la importancia de la moral, la justicia, la lealtad, la benevolencia, el ritual y el humanismo. De su legado filosófico, social y cultural elijo quedarme con la importancia de la educación, el valor de una moralidad impecable y la importancia de la familia.
    .
  • Einstein es considerado el científico más famoso del siglo XX por su desarrolló la teoría de la relatividad, que cambió la forma de entender el espacio, el tiempo, la materia y la energía. Einstein contribuyó a la física cuántica, la cosmología, la estadística y la filosofía de la ciencia. Recibió el premio Nobel de física en 1921, y sigue siendo una figura pública que ha inspirado a generaciones de científicos y pensadores. De su legado científico, intelectual y humanista elijo quedarme con la idea de acuñar una formula que sea la síntesis de nuestras vidas, la concepción cuantica de un mundo infinito e impredecible y con su visión de un Dios que está mas allá de todo.
    .
  • Gandhi es un líder pacifista considerado el padre de la independencia de la India. Encabezó la resistencia no violenta contra el dominio británico, mediante la desobediencia civil, sus huelgas de hambre, con marchas y protestas. Defendió los derechos de los pobres, los oprimidos, las mujeres y otras minorías. Fue asesinado en 1948. De él me quedo con su legado político, social y espiritual como activista y transformador social. Artífice de que el verdadero cambio empieza por nosotros mismos.
    .
  • Picasso fue un pintor español, creador de múltiples movimientos artísticos como el cubismo, el expresionismo, el surrealismo, el collage y la escultura. Un artista prolífico, innovador y comprometido, que plasmó en sus obras sus experiencias, emociones y opiniones. Elijo quedarme con su legado artístico, estético y cultural de influir en tantos artistas y movimientos posteriores.
    .
  • Abraham es el padre de la fe, alguien que no solo creyó en Dios y le obedeció, aun cuando no veía el cumplimiento de sus promesas. Abraham dejó su tierra y su parentela, y siguió a Dios por donde le guiaba. estando dispuesto a ofrecer a su hijo Isaac, confiando en que Dios podía resucitarlo. De su legado espiritual elijo quedarme con su confianza, obediencia y esperanza en Dios. (Génesis 12:1-4; 15:6; 22:1-18; Hebreos 11:8-19)
    .
  • Moisés es el hombre que Dios usó para sacar al pueblo judío de la esclavitud de Egipto y conducirlo hacia la tierra prometida. Dios habló con Moisés cara a cara, como con un amigo, y le reveló su nombre, su voluntad y su gloria. Moisés intercedió por el pueblo cuando pecó, y recibió de Dios los diez mandamientos, De su legado espiritual de fidelidad, humildad y mediación entre Dios y el pueblo. (Éxodo 3:1-15; 33:11-23; 34:27-35; Números 12:3; Deuteronomio 34:10-12) elijo quedamre con su confiabilidad y la capacidad para conversar con el Padre.
    .
  • Pablo es el apóstol de los gentiles, el misionero incansable, el escritor prolífico, el teólogo profundo. Un perseguidor de la iglesia, hasta que se encontró con Jesús en el camino a Damasco, y se convirtió en un siervo de Cristo, llevando el evangelio a muchas regiones del imperio romano, fundando y fortaleciendo iglesias. Pablo sufrió mucho por causa de Cristo, pero también experimentó su poder y su consuelo. De su legado espiritual elijo quedarme con su pasión, su doctrina, la importancia de ser testimonio y esperanza. (Hechos 9:1-22; 13:1-3; 14:21-23; 2 Corintios 11:23-12:10; 2 Timoteo 4:6-8).
    .
  • Leonardo da Vinci es un genio renacentista que se destacó en el arte, la ciencia, la ingeniería y la filosofía. Aunque sus estudios abarcaron multiples campos interdisciplinarios como la anatomía, la óptica, la botánica, la geología y la acústica. Fue un hombre curioso, creativo y visionario que buscó comprender el mundo y plasmar su belleza, a través de los 25 códices que nos llegan hasta hoy, donde plasmó sus observaciones, dibujos, proyectos e invenciones sobre diversos temas. Entre su legado artístico se encuentran La Gioconda, La Última Cena y La Virgen de las Rocas. De su vida y obra elijo aprender el arte de la genialidad, el valor de la educación interdisciplinaria y la practica de múltiples profesiones a lo largo de nuestras vidas.
    .

Ahora pregúntate >¿Qué patrones encuentras en común entre ellos?

En mi caso he encontrado un profundo sentido espiritual, con un sentido de familia que incluye a las próximas generaciones.

De sus formas rescato sus sonrisas intrépidas, como una muestra genuina de nobleza. Sus palabras de aliento que me acompañaron a atravesar mis momentos más difíciles. Los abrazos cálidos, dulces y profundos que representaron sus palabras y obras, operando en mi como consejos sensatos para la superación personal, y la de los que me acompañan. Una entrega sin discreción, que nos libera de las amenaza que resultan el egoísmo, la envidia y la codicia propia de este mundo.

En lugar de este video vamos a hacer uno conjunto.

Propuesta MƐT® para crear un legado

Desde nuestro modelo implica dejar una huella positiva y duradera en el mundo con nuestra vida y trabajo. Algo que trascienda a nuestra existencia y beneficie a las generaciones futuras. Para abordarlo en completitud, te recomiendo incluir estos pasos:

Nivel 0 – Atraviesa las Circunstancias

Abandona y di basta hoy mismo a cualquier cuestionamiento, duda o desenfoque que testé tomando o distrayendo tu energía. Mira hacia el frente y disponte a declarar un compromiso de valor. Habrás superado esta instancia al momento de acceder al próximo paso.

Nivel 1 – Conecta con tu Propósito

Declara un compromiso acorde a tu misión en la vida, qué te apasione y qué signifique un aporte valioso para el mundo. esa declaración de propósito es lo que te guiará y te motivará a crear un legado.

Nivel 2 – Identifica tus Valores

Reflexiona sobre los principios y las creencias que rigen tu forma de ser y de actuar. Tus valores son los que te dan coherencia y autenticidad a la hora de crear un legado.

Nivel 3 – Establece tus Metas

Plantea los objetivos que quieres lograr con tu legado, tanto a corto como a largo plazo. Tus metas son las que te ayudan a medir tu progreso y tu impacto.

Nivel 4 – Se Proactivo

Reflexiona acerca de lo que estás alcanzando y declara quiebres acerca de que es lo que es necesario aprender en este momento para alinearte con el propósito declarado y fluir armónicamente.

Nivel 5 – Lidera con pasión y comunica a tu equipo con alegría

Realiza las acciones necesarias para alcanzar tus metas, poniendo todo tu empeño, tu talento y tu creatividad. Tu pasión es la que te impulsa a superar los obstáculos y a disfrutar del proceso.

Nivel 6 – Medita sobre la sustentabilidad de tu legado

¿Estás siendo lo suficientemente responsable organizacionalmente? ¿Dónde tu equipo necesita asistencia o puede estar haciendo agua? Reúne a tu equipo y vuelve a alinear para encontrarte con ese legado logrado de puertas para adentro y en primera instancia.

Nivel 7 – Multiplícalo en donde elijas estar

Tu legado está listo para lanzarse al mundo. Comunícalo inspirando y ayudando a otras personas con tu ejemplo y tu testimonio. Tu legado se multiplica cuando lo compartes. Recuerda salir de la organización, en este nivel la comunidad entera en la que te encuentres es tu propósito.
.

Te dejo como ejemplo, la declaración de mi legado

Mi propósito es comulgar con Dios, reconciliando el corazón de la humanidad, y comenzando por el mío.

Estoy contribuyendo al desarrollo sostenible de la comunidad hispanoparlante, favoreciendo el medioambiente y promoviendo la justicia social.

Mis valores son el manejo de la complejidad, la solidaridad, la responsabilidad y la generosidad.

Mis metas: reducir mi huella ecológica, apoyar proyectos sociales y educativos, mientras voy sensibilizando a otras personas sobre la importancia de vivir en armonía.

Elijo actuar con pasión en cada actividad con la que me comprometo, buscando la excelencia, la innovación y el bien común.

Comparto mi legado más allá de mi familia, amigos y colegas en la comunidad en donde me encuentre. Ofreciendo, sin discreción, mi tiempo, mis conocimientos y mi experiencia, para crear un mundo mejor.

Este es el legado que elijo dejar con mi vida. ¿Y tú, qué legado eliges crear?
.

La clave de nuestro legado está en los cimientos

En cada caso, nuestra invitación no puede ser otra que la que nos atraviesa por fe. Validando a cada ser por sus elecciones.

1 – Ser obedientes al llamado de Dios,

Abandonar la idea de lo que queremos y tener «escucha fina» a lo que El quiere, más allá de nuestro ego. Dios nos invita a salir de nuestra zona de confort y seguir Su plan para nuestras vidas. Así como Abraham obedeció a Dios y fue bendecido, nosotros también podemos recibir su bendición y transmitirla a nuestros descendientes. (Génesis 12:1-3)

Te invito a que guardes Su Palabra aprendiendo de las Escrituras en familia. Escogiendo los versículos y pasajes según la edad de nuestros hijos. Aprovechando los momentos cotidianos para practicarla juntos, como los viajes. Creando un poster de seguimiento familiar con el avance de todos los integrantes de ka familia. Incluyendo a que nuestros hijos incluyan gráficos y pegatinas. La unidad de la familia está en la obra conjunta.

Señale los propósitos de Dios: converse con su familia sobre el Don de Espíritu Santo y los talentos que hemos desarrollado en unidad con El. Incluya sus experiencias de vida, educación y habilidades como parte de su comunión. Asista a sus hijos (carnales o del espíritu) a intercambiar ideas sobre cómo Dios usa los talentos para honrar y bendecir a los demás.

2 – Vivir acorde a lo declarado en Su Palabra,

Dios nos ha dado una nueva identidad en Cristo, como hijos de la fe y herederos de la promesa. No debemos dejarnos definir por nuestro pasado, nuestra cultura o nuestras circunstancias, sino por lo que Dios dice de nosotros en su Palabra. (Gálatas 3:26-29)

Es por eso, que la invitación es a conectar con una actitud de gratitud: Realizando como familias un “apunte de gratitud” familiar por el don de Espíritu Santo recibido. Concéntrándonos en nuestras misiones: buscando recursos que describan el trabajo misionero. Ore regularmente por las necesidades específicas de todos los misioneros y reserve dinero para apoyarlos. Y desde ya, si es posible, haga un viaje misionero familiar.

3 – Sanar el dolor del pasado.

No podemos dejar un buen legado si arrastramos heridas, rencores, miedos o pecados que nos impiden vivir en libertad y plenitud. Debemos perdonar y pedir perdón, confesar y renunciar a todo lo que nos aleja de Dios y de su propósito para nosotros. (Efesios 4:31-32)

Para esto le sugiero que tenga una conversación familiar sobre la injusticia en el mundo actual y el valor inherente dado por Dios a todas las personas. Considere formas en que usted y su familia pueden hablar y pelear por la justicia en un área específica.
.

4 – Hacer que de nosotros nazca una nueva historia.

Dios nos ha dado la oportunidad de empezar de nuevo, de romper las cadenas que nos ataban y de escribir una nueva historia con él. Podemos ser el punto de partida de una generación que vive para la gloria de Dios y que deja una huella positiva en el mundo. (2 Corintios 5:17)

Escriba su historia, registre su jornada de fe para su familia hoy y en el futuro. Describa cómo llegó a la fe en Cristo y cómo Él continúa marcando la diferencia en su vida diaria. Incluya cosas que sean exclusivas de su fe, como las Escrituras favoritas, grandes “momentos de Dios”, luchas espirituales y puntos espirituales elevados.

Fomente un corazón de servicio: como familia, identifique algunas necesidades físicas en su comunidad. Haga una lluvia de ideas sobre las formas en que podría reunirse con uno o más de ellos. Decida en oración por dónde empezar, luego actúe. Por ejemplo, puede ser voluntario en un comedor de beneficencia local o en una despensa de alimentos, adoptar a una familia necesitada para Navidad o palear nieve para un vecino anciano.
..

5 – Inspirarnos en una promesa que nos proyecte hacia el futuro.

Dios nos ha dado muchas promesas en su Palabra, que nos animan a confiar en El y a esperar su cumplimiento. Podemos aferrarnos a esas promesas y declararlas sobre nuestras vidas y las de nuestros seres queridos. (Jeremías 29:11)

Construya una fe inquebrantable durante la turbulencia. Escriba una lista de verdades bíblicas para tener a mano en los días difíciles. Incluya pasajes de las Escrituras sobre el poder, la soberanía, el amor y la forma en que se ocupa Dios por todas snuestras necesidades. Agregue pasajes sobre cómo Dios usa las circunstancias que nosotros mismos hemos creado, para hacer crecer nuestra fe.
..

6 – Vivir intencionalmente transmitiendo la promesa.

Dios nos ha dado la responsabilidad de enseñar y modelar la fe a nuestras familias y a las personas que nos rodean. Podemos hacerlo de manera práctica, aprovechando los momentos cotidianos para hablar de Dios, orar juntos, servir a otros, compartir el testimonio, celebrar las fiestas, etc. (Deuteronomio 6:4-9)

Establezca algunos “marcadores espirituales”: conmemore una poderosa obra de Dios en su familia conectando la historia con un objeto físico único. Use este marcador espiritual como una oportunidad para relatar la historia a su familia y amigos. Por ejemplo, si Dios te protegió milagrosamente durante un viaje misionero internacional, trae a casa un artículo de ese país.

Planifique un campamento de fin de semana o un campamento de día en torno a un tema creativo para sus hijos o nietos. Hágalo divertido e incluya elementos espirituales como historias bíblicas, oración y memorización de las Escrituras.

7 – Celebrar a Jesús cada día de nuestras vidas.

A medida que se acercan las fiestas y las reuniones familiares, busque formas creativas de enfocar la atención de su familia en Jesús y su provisión. Para el Día de Acción de Gracias, por ejemplo, elija salmos que expresen gratitud y léalos en la mesa de la cena. Para Navidad, puede hacer un pastel de cumpleaños para Jesús y agregar “Feliz cumpleaños” a su lista de villancicos navideños. Permitase ser espontáneo y la soledad saldrá despedida de su vida.

Y cúbralo todo con Oración:

“ Estad siempre alegres, orad sin cesar, dad gracias en todas las circunstancias; porque esta es la voluntad de Dios para con vosotros en Cristo Jesús. 1 Tesalonicenses 5:16-18, NVI

Un desarrollo del Dr Fabián Sorrentino acorde al Manual del Mentor Versión 2012. Artículo Revisado y Actualizado al 30-04-2023